El blog de Facundo Giorgi (tercera entrega)
Imprimir E-mail
¡Hola a todos! ¡Acá estoy de nuevo escribiendo! Pasó un largo tiempo desde la última vez, pero nunca es tarde para retomar. Como muchos saben, estuve fuera de juego por un largo tiempo por una luxación en la clavícula que sufrí en un entrenamiento. Esa es la razón por la que, además, tuve que frenar el diálogo con todos ustedes.

Lo primero que quiero contar es que estoy en la etapa final de la recuperación. Para mí, se trató de un mes muy duro, ya que, como le pasa a cualquier jugador, siempre uno quiere entrenar con sus compañeros, y poder jugar los partidos. A decir verdad, verlos desde afuera es doble sufrimiento. En esta última semana empecé a hacer trabajos con el equipo, tanto con situaciones de contacto como entrenando físico junto al resto de los chicos. El hombro lo siento firme, fuerte y sin dolor, y eso me da mucha tranquilidad y confianza. Ahora estoy a la espera del alta para empezar a entrenar cien por ciento normal y, si todo sigue bien, jugar (¡Por fin!).

Quiero remarcar que esta rápida recuperación se debió al buen trabajo que hicieron tanto Diego Algarte en Kinesiología, como Cristian Lambrecht en la preparación física. Sin ellos, estoy seguro que la lesión hubiera demorado mucho más, tanto por su trabajo profesional como por el apoyo anímico que me brindaron en cada práctica.

En este tiempo que estuve fuera, pude ver el crecimiento que logró el equipo, que se lo vio unido dentro y fuera de la cancha para salir adelante. Esta sucesión de juegos fue muy importante, ya que no sólo fueron triunfos, sino que también se marcó un nivel de juego muy alto, con cada uno de los chicos aportando su grano de arena y ayudando a brindar un espectáculo de primer nivel al público. Pudimos salir de una zona complicada y ahora podemos pensar en una buena ubicación en la tabla para salir con localía en el primer cruce de playoffs. Creo que si mantenemos el rendimiento, el objetivo estará cada día más cerca.

De todos modos, no todo fue entrenamientos, rehabilitación y ganar partidos:  el equipo tuvo tiempo para el esparcimiento y para disfrutar de los manjares marca registrada de los Giorgi. ¿Donde fue? En Suncha City, mi ciudad. Cuando viajamos para jugar contra Libertad, tuve que poner el hombro para defender los largos meses de alarde acerca de los dotes de mis papás a la hora de cocinar.

Fue todo una operación de logística: nos pusimos de acuerdo en comer después  del partido, y armar las cosas no fue tarea fácil. En total éramos 22 personas, y por si no lo saben muchas de ellas comen por dos y hasta por tres. El trabajo nos llevó toda la tarde. Mi hermana Carolina hizo las islas flotantes y el turrón de quaker, mi mama Liliana y yo pelamos y cortamos verduras, mientras que mi papá Ricardo, pre coció los nueve pollos que teníamos a mano. A todo esto, se imaginarán el nerviosismo propio de pensar en que salga todo bien. ¿Qué era lo más preocupante? ¡Que alcance!.

Una vez terminado el partido, fuimos todos a casa a preparar la mesa para cocinar el pollo con las verduras y las papas. La idea era que cuando lleguen todo esté listo. La cena salió... ¡Perfecta! La pasamos bien, mis papás pudieron conocer a la gente con la que paso todo el tiempo, y la comida fue todo un éxito. Las críticas, un lujo. El resultado final fue que... ¡NO SOBRÓ NADA! ¡Se comieron  nueve pollos, siete kilos de papas y muchos mas de cebolla, morrones y tomates!. En conclusión fue una noche muy linda y obviamente fue la principal razón por la que ganamos luego a Sionista (ejem).   

Volviendo al básquetbol, me gustaría compartir con ustedes una muy buena noticia que llegó en un momento difícil, porque me encontraba en los primeros días de mi lesión: la convocatoria a la preselección para jugar los Panamericanos que se llevaran a cabo en Guadalajara, México, en el mes de Octubre de este año. En la convocatoria, también se encuentra otra persona del equipo, Fede Aguerre, a quien aprovecho a felicitar. Espero que ambos podamos formar parte del equipo que defenderá los colores celeste y blanco.

Por ultimo, agradecerles a todos ustedes, que nos acompañan en todos los partidos que jugamos de local, nos transmiten buenas energías y apoyan este proyecto. Como los playoffs vienen pronto, sólo me queda pedirles que nos acompañen más que nunca: ¡Son muy importantes para nosotros!.

¡Hasta la próxima!

Facu.
Comentarios (3)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy