Pepe Sánchez: "El mundo es información, y el que la tiene, es rico"
Imprimir E-mail

"EEUU nos copió cómo jugábamos, el modelo de equipo". Esta frase podría ser pronunciada casi por cualquier futbolista, pero al revelar que el autor es José Ignacio Sánchez, base campeón olímpico en Atenas 2004, en referencia al mejor seleccionado de básquet del mundo y la Generación Dorada, la dimensión es otra. Argentina logró eso también, ser ejemplo de los poderosos. Y en busca de esa misma excelencia apunta el talentoso exjugador bahiense.

Hace poco más de siete años, "Pepe" regresó a su Bahía Blanca natal, luego de ser el primer argentino en jugar en la NBA y de triunfar en España. Se hizo cargo de Estudiantes de dicha ciudad (lo refundó como Weber Bahía Basket), y apostó al futuro, al igual que todos sus proyectos. El próximo se trata del Dow Center, un centro de desarrollo de jóvenes que, según el propio emblema del club le dijo a ámbito.com, tiene metas muy ambiciosos.

"La idea es hacerlo para Latinoamérica, que tiene mucho potencial pero no está desarrollado el básquet. Hay muchos lugares con un talento increíble pero sin progreso, sin conocimiento ni infraestructura. No pienso en límites, sino en talento", explica Sánchez.

"Pepe" nació en Bahía Blanca en 1977 y tras un paso por Deportivo Roca, jugó en Estudiantes (ahora refundado), antes de viajar a la Universidad de Temple, en Filadelfia. Precisamente en esa ciudad, en los 76ers, se convirtió en el primer argentino en jugar en la NBA, el olimpo del básquet mundial.

Muchos quieren viajar a jugar en la liga más importante. El nuevo centro de entrenamiento bahiense apunta a desarrollar el nivel de cada jugador con ese objetivo: llegar a la elite.

"Estamos muy atrasados en infraestructura deportiva, pero lo hacemos a futuro y con la intención de que tenga un impacto en el exterior, que quieran venir para acá. A veces nos cuesta ver que tenemos algo muy potente interno. Dicho por ellos, EEUU copió a la Generación Dorada cómo jugábamos, el modelo de equipo, para trasladarlo a su equipo nacional", profundiza el exbase de la Selección.

Pero no todo es básquet o rendimiento ultra profesional. Es el mismo Sánchez quien cuenta su "obsesión": la unión del deporte y la educación. Para el líder de Bahía Basket la experiencia universitaria en Filadelfia fue clave: "Ahí sentí que todo tenía sentido. Un gran problema es que los chicos estudian y dejan el deporte, y también que muchos deportistas llegan muy alto y no están educados. La segunda fase del Dow Center tiene que incorporar la educación. La meta es que ambos sean uno".

A su vez, profundiza en una segunda etapa de aquello de deporte y educación que tanto lo ocupa y que tiene que ver con la evolución personal: "Como siguiente instancia está la autogestión, es decir, los por qué de cada cosa. Hoy, cada tres meses los profesionales de la institución, como el kinesiólogo, dan charlas y explican a qué se dedican y qué hacen. El jugador se tiene que conocer. El mundo es información, y el que la tiene, es rico. El dinero ya no sirve como antes".

El futuro centro de alto rendimiento bahiense contará con el patrocinio de una de las mayores empresas químicas del mundo que de acuerdo al análisis de Sánchez "no es una casualidad que se una a nosotros. Todo tiene raíz en la Generación Dorada y lo que ella representa como valores, imagen aspiracional". Además, describió que está atado al objetivo de "devolver una identidad local a la ciudad en la Liga Nacional. Bahía es una ciudad de básquet. Que Dow, un monstruo mundial, decida poner su nombre y asociarlo a esto, tiene que ver con la mística, y que Bahía Basket continúa con ella".

El centro "está diseñado en base a lo que yo hubiera soñado tener, de lo que tuve, qué cosas me faltaron para poder desarrollarme mejor, y a su vez, intentando mirar para adelante y ver la forma en que nos vamos a comunicar con los chicos y el entorno que habría que brindarles. El primer objetivo es que jueguen, pero también que se desarrollen más allá de eso", amplía "Pepe".

La NBA es la meca de todo aquel que juega al deporte de la pelota naranja, y el exarmador de Philadelphia 76ers, Atlanta Hawks, Detroit Pistons y Golden State Warrior entendió el nivel de show business del campeonato estadunidense. ¿De qué forma se podría traer el gran negocio a estas tierras? Al parecer, el modelo norteamericano es difícil de aplicar y el dirigente bahiense dio los por qué.

"Hay una diferencia entre la estética y la gestión, y existen cosas de la primera que ayudan a la segunda. Con estética me refiero al decorado, la Liga se aggiornó mucho. El siguiente paso será generar infraestructura, hoy es mucho más fácil desde la construcción. Querer compararnos con la NBA sería ridículo, pero entre comillas se están usando trucos muy buenos para cambiar la estética", puntualizó.

Por otra parte, según su visión, "está la gestión, que sería cómo convertir a la Liga Nacional en un producto en el que se consigue una cantidad de dinero de diferentes formas para terminar el año, con suerte, de no haber gastado más de lo que se consiguió. La Liga todavía ni siquiera está en la discusión de cómo generar un superávit. Ese sería el siguiente paso, pero tendría que haber un sinceramiento y reacomodamiento global"

Para Sánchez, "la infraestructura y la gestión son dos deudas que tiene la competencia, pero estamos en una transición, y el día que se ataque, se puede generar algo mucho más sustentable, sin tantos equipos que duden si al siguiente año pueden competir. La Liga entendió que la cosa está en movimiento. Que aparezcan equipos de fútbol con poder económico es fantástico".

En definitiva, Argentina también le copió muchas cosas a EEUU, tanto por la ambición como por el deseo de plantear un nuevo formato de económico y de negocios. "Pepe" Sánchez luce en el medio de todo eso, intentando forjar un nuevo paradigma y sin descuidar aspectos sociales y de formación. Según su visión, el básquet "será uno de los deportes del futuro". Una parte está en sus manos.

Fuente y foto: ámbito.com
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy