Sepo Ginóbili: “La mañana siguiente a ganar me olvido de lo que pasó”
Imprimir E-mail

El DT de Bahía Basket y su recorrido en 100 victorias. Lo que disfrutó, lo pendiente, las dudas, sus certezas...

Por Fernando Rodríguez / Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Tranquilo en la victoria, mesurado en la derrota y enfático al momento de transmitir ideas en cancha, Sebastián Ginóbili tiene un perfil de entrenador moldeado a la medida de Bahía Basket. Más allá del ruido que puede hacer su apellido, inevitablemente emparentado a la figura de su hermano menor, Sepo cosechó desde el silencio el triunfo número 100 con Bahía Basket (ver aparte).

-¿Qué importancia tiene para vos el triunfo?

-El triunfo siempre respalda más tu trabajo, tal vez no tanto en nuestra organización, pero sí a nivel general. Obviamente uno trabaja para hacer lo mejor que puede y eso es ganar, de ahí la importancia. Pero nuestro trabajo va de la mano de otro objetivo paralelo a la victoria de cada partido.

-¿Cómo vivís el triunfo?

-Me gusta cuando ganamos y jugamos bien, como el último partido (ante Atenas: 105-93). Tengo otra conformidad, pero tranquilo. Al rato de levantarme, la mañana siguiente a ganar me olvido de lo que pasó y pienso en lo que viene. No me quedo con un triunfo ni con una derrota. Lo que hace la derrota es preocuparte más y pensar más en mejorar al equipo, pero cuando se gana también hay cuestiones que mejorar.

-¿Es más difícil corregir errores cuando se gana?

-Sí, porque la victoria disimula un montón de cosas. Pero cuando pensamos el partido con el cuerpo técnico, volvemos a mirarlo y hablamos más fríos, somos bastante autocríticos.

Las dudas sin Whelan

-¿De qué sirvieron los dos triunfos en el inicio de año?

-Más que nada para seguir confiando en un estilo de juego y en los jugadores que son parte del equipo. La verdad que teníamos un interrogante de cómo respondería el equipo después de la salida de Gastón (Whelan), pero los jugadores que lo sustituyen lo están haciendo muy bien.

-¿Con ese cambio el equipo aumentó el ritmo colectivo y ganó en poder de gol con Facundo Corvalán?

-En los últimos tres partidos el equipo mejoró mucho ofensivamente, circula más el balón y subió los porcentajes. La verdad que ofensivamente estamos mucho mejor que antes. También, al estar más dulces adelante bajamos la intensidad atrás.

-¿Es natural que suceda?

-Cuando uno a veces confía más en su ofensiva y está más suelto, un poco afloja atrás la intensidad del juego o la presión al balón. Pero hay que mejorarlo, porque no siempre vamos a tener partidos de 100 puntos como en los últimos dos juegos.

La espina de San Lorenzo

-El entrenador generalmente opina que es más fácil ser jugador. Vos conocés las dos funciones. ¿Qué decís?

-Que es así. El jugador si tiene una mala noche está un rato triste y al día siguiente se le pasa. Como entrenador estás siempre pensando en cómo hacer las cosas mejor.

-¿Pensás que hay técnicos ganadores?

-Creo que el técnico es solamente un transmisor de ideas. El jugador tiene que aceptar la idea y comprometerse para el equipo. La diferencia, en definitiva, siempre la hace el jugador.

-¿Cuál fue el triunfo que más recordás como entrenador?

-El de Olímpico de La Banda, por jugar de visitante una competencia (Liga Sudamericana) que era nueva para los chicos y para mí como entrenador. También recuerdo mucho el cuarto juego en Junín con el tiro de Lucio (Redivo) sobre el final (le ganó a Argentino 69 a 67, igualó la serie y definió en Bahía)... Tengo presente los triunfos de la temporada pasada, sobre todo en playoffs, porque nos elevaron en todo sentido, como protagonistas de la Liga y a los chicos en su crecimiento.

-Superar esa barrera era un poco el desafío, ¿no?

-Seguro. Poder competir en playoffs y de igual a igual con equipos armados para ser campeón. Por ahí, éramos un equipo que jugaba bien, lindo e intenso, pero en los momentos decisivos la gente se quedaba con que eran chicos, entonces, fue clave.

-¿Hay algún partido puntual que perdiste y te hubiera gustado ganar?

-Me hubiera gustado mucho ganar el cuarto partido del playoffs contra San Lorenzo (final Conferencia Sur), porque creo que habíamos hecho méritos. Nos quedamos al final. Teníamos para competir y definir el quinto en Bahía.

Johnson, el salvador

-¿Cuando sumaste 10 derrotas en fila en la temporada 2014-15 estabas esperando el llamado de Pepe diciéndote “gracias por todo”?

-No, estaba tranquilo. Sabíamos que necesitábamos mejorar y reforzar el equipo. No fue un buen momento, pero tuvimos suerte cuando llegó Anthony (Johnson) y nos dio una mano importante, logrando dar un paso adelante.

-¿Estás disfrutando la profesión?

-Sí. Tal vez el día del partido lo vivo con ansiedad, pero el día a día con el equipo es muy bueno porque los chicos quieren ser mejores. Lo único que tenemos que hacer es ir y entrenar. El empuje nos lo dan ellos. Disfruto mucho...

Y después de 100 triunfos aún más, ¿no Sepo?

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy