Un equipo, una ciudad…
Imprimir E-mail

Weber Bahía Basket consiguió la clasificación a la Final de la Liga Sudamericana. Fue luego de vencer a Olímpico La Banda, por 80 a 72, y escribir una nueva página en la historia del básquet de la ciudad. Porque Bahía no llegó como favorito, ni mucho menos, y arrasó, consiguiendo el boleto con una jornada por disputar.

Si de historia se habla, Bahía siempre escribe una. Y hoy le toca al equipo de la ciudad, que disputa la Liga Nacional. Porque Weber Bahía consiguió su más significativo hecho desde que el proyecto nació, alcanzando las finales de la Liga Sudamericana, envueltos, también, en un gran presente dentro de la Liga de nuestro país.

Sin embargo esto no es una coincidencia. Este boleto es producto de un sinfín de trabajo y sacrificio de equipo, que el plantel realizó a lo largo de más de 3 temporadas marcando un notorio crecimiento. La mezcla de juventud, con energía, intensidad y entrega; ha contagiado a la ciudad que transpira básquet.

Que hoy la prensa hable de Weber Bahía Basket, por suerte, no es una sorpresa. El presente del equipo ha hecho explotar el mundo tecnológico, haciéndolo girar en torno a sí. No por nada hoy se habla de Bahía y no por nada se han revolucionado las redes. El equipo de la ciudad ha sabido gestarse como tal y su demostración en el campo ha resonado en las redes, recibiendo grandes gestos de apoyo.

Es que han luchado contra la adversidad, incluso hasta el encuentro definitorio, sin poder contar con Máximo Fjellerup, Juan Pablo Vaulet y Anthony Johnson que son piezas claves dentro del funcionamiento del equipo. Pero el destino de Weber Bahía nunca fue librado al azar. El funcionamiento y desempeño se le debe, también, a Sebastián Ginóbili, que ha sido el cerebro pensante y responsable de este gran presente. Quizás sin buscar un objetivo definido dentro del éxito deportivo, pero sí en el crecimiento y desarrollo de diversas promesas que hoy componen este roster de 12.

Hoy Bahía Basket espera rival para la Final de la Liga Sudamericana, algo que sólo era un sueño, algo en lo que sólo el mismo equipo podía confiar. Hoy el equipo de la ciudad recibe el apoyo, recibe el respaldo. A través de estos jugadores, Bahía Blanca sigue y seguirá siendo, la Capital del Básquet.

Algunos de los mensajes que nos llegaron luego de la clasificación









Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy