Sebastián Ginóbili: “La competencia es ahora; no hay mañana”
Imprimir E-mail


El momento por el que nadie, nunca, quiere pasar tiene frente a sí Bahía Basket. Esta noche, en el incómodo horario de las 22, deberá dejar su huella en el Fortín de Las Morochas si pretende alargar la contienda y no ser eliminado por Argentino. El trío arbitral será Alejandro Chiti, Diego Rougier y Rodrigo Castillo.

El entrenador Sebastián Ginóbili reconoció el incómodo momento que les toca pasar, aunque puso mayor énfasis en las formas y la actitud con la que se perdieron esos dos partidos.

-¿Cómo hacemos para que esta no sea la última nota de la temporada?
-Si tiene que ser la última nota, que lo sea... Me preocupan más los altibajos que tenemos y que mostramos dos caras en muy poco tiempo. Y, ante eso, es muy difícil afrontar una serie con protagonismo. En el primer partido entramos tibios, a ver qué pasaba. Después en el segundo sí, tuvimos energía, independientemente del resultado, porque jugamos de otra manera e igual podríamos haber perdido también. Y ayer (por el miércoles) fue igual que en el primero. Entonces, tenemos que estar más convencidos de lo que hacemos. Sabemos que es un lugar difícil para jugar. Ellos son un equipo fuerte, duro y con oficio. Nosotros tenemos que ir por el partido, no nos lo van a entregar en bandeja. Es eso. Perdimos, pero no perdimos con nuestras armas.

-¿A qué atribuís que se ve un equipo tan disímil con respecto al de la final de la etapa regular?
-Mucho tiene que ver la juventud. Ellos mismos se ponen un exceso de presión, que no viene de nosotros. Y hay que trabajar sobre eso, confiar en lo que hacemos y seguir intentando. Mostrar los errores, lo que pensamos y que después dependa de nuestro nivel de juego, si metemos una pelota más o no.

-Es exasperante, por momentos, que sea Redivo el único que resuelva en ataque y el resto termine optando por un lanzamiento de tres, que de hecho son bajos los porcentajes…
-Sí. Toda la temporada tuvimos bajo porcentaje de tres. Es una cuestión más de mentalidad que de juego. Hay que ser más cabeza dura y seguir intentando cuando las cosas van mal, porque cuando van bien es todo más fácil. Trascartón, está la lesión de Lucio (Redivo) que no está bien. A veces lo veo rengueando en la cancha y me da no sé qué… Quizá no llegamos a los playoffs de la mejor forma física, pero no tiene que ser excusa. Podemos jugar bien igual y no hay jugadores irremplazables. Tenemos que estar en cancha decididos y convencidos de lo que estamos haciendo.

-No obstante, imagino, esto no opacará la positiva campaña del equipo hasta el momento.
-Seguramente cuando termine esto, ya sea ahora, en la serie que viene o en la final, cuando sea, el balance será positivo. Hoy el reflejo es lo último que jugamos. Uno se prepara durante 8 meses de competencia para llegar a los playoffs. Se puede perder, como nos pasó el año pasado contra Peñarol, que dimos pelea hasta el final con buen nivel. Ahora la imagen no es la mejor, porque tuvimos momentos malos y buenos en esta serie y esa es la irregularidad que el entrenador no quiere. Quiero competir, ser duro cada minuto y jugarle de igual a igual a todos. Cuando sea momento de analizar la temporada, obviamente que será positiva. Pero no nos podemos quedar con el tercer puesto de fase regular o el progreso de algunos chicos. Hay que seguir insistiendo en competir contra todos, esa es la idea de la organización.

-¿El tener ventaja de cancha y ahora estar sin margen de error también te fastidió?
-No tanto eso, ni tener que venir a Junín… Nosotros tenemos que estar todos juntos, en busca de un objetivo en común y dar el máximo de nuestras posibilidades. Creo que eso no ocurrió en esta serie, por eso no estoy conforme. La competencia es ahora; no hay mañana. Lamentablemente, el viernes será la última posibilidad que tenemos para volver a Bahía y la tenemos que afrontar de otra manera.

Referente, a disposición Pancho Jasen: “Voy a jugar”

No está al cien por cien. Sin embargo, Hernán Jasen quiso formar parte de la delegación, en este viaje a Junín.

Anteayer realizó parte de los movimientos precompetitivos cuidándose de no resentirse de la distensión en el aductor mayor derecho.

En la víspera, en el lobby del coqueto hotel céntrico juninense, Pancho no titubeó:

“Voy a jugar”, afirmó.

“A esta altura, es plata o m… Ya fue, voy a jugar. Me siento bien cuando corro en línea recta y me molesta un poco cuando me desplazo lateralmente, pero quiero estar con los chicos aunque sea unos minutos”, reconoció el experimentado jugador, de 38 años, quien, pase lo que pase mañana, ya está proyectando el futuro.

“Este año me sentí bien. De hecho, mejor de lo que pensaba y terminé jugando bien. Lo que más cuesta es matar el frío. No descarto jugar en Alem, pero cada día la familia y precisamente el frío hace que te lo replantees. Y con Bahía Basket no sé qué haré. Me siento muy cómodo, aunque hay ciertos viajes que ya cuestan hacerlos”, reconoció Jasen, quien de todas maneras será evaluado por el kinesiólogo Leandro Amigo.

Será el propio técnico Sebastián Ginóbili, a partir del diagnóstico de Amigo, quien tendrá la última palabra para la jornada de hoy.

Fuente y foto: La Nueva.


Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy