Polla: “Nuestro punto más alto es el trabajo diario”
Imprimir E-mail

Weber Bahía Basket culminó la primera fase de Liga de Desarrollo donde obtuvo el primer puesto de la Zona Sur, logrando una buena combinación de resultados mientras se trabaja en la proyección del jugador.

Mauro Polla, técnico del equipo, realizó un balance de esta primera fase.

¿Cuál es el análisis de la temporada regular dentro de la LDD?
-Estamos en el medio del proceso. No es que al finalizar la fase regular, ha terminado algo para nosotros. Queríamos, más que nada, medir la capacidad de trabajo de los chicos nuevos, que fue excelente.
El amalgamiento de todas las individualidades a formar un equipo, que, faltando bastante aún para consolidarnos como un buen equipo, estamos bastante satisfechos con la cantidad de prácticas que tenemos.
Esperamos que el mejor rendimiento deportivo, obviamente, sea en las finales porque llegamos con muchos partidos y entrenamientos.

En el comienzo de la temporada se vieron algunos baches en el juego, propiamente de la adaptación, ¿esperabas encontrarte, otra vez, en lo más alto?
-Había un indio de cada tribu. Nuestro objetivo nunca fue estar por encima del resto, sino poder hacer nuestras cosas lo mejor posible. Obviamente había que hacerlo de otra manera de la que lo habíamos hecho en el arranque y no apostábamos a un juego individual, por eso el promedio de minutos fue muy repartido.
Tuvimos una gran ayuda de parte de los jugadores de torneo local, que son un gran estandarte de este equipo.

La temporada pasada Whelan y Redivo fueron los líderes. Tomando esa actitud, ¿crees que ha sido correcto el rol de Fjellerup y Fernández?
-Fueron dos planteles muy distintos y que no comparamos. Sí, teníamos un modelo de trabajo a repetir que la temporada pasada había salido bien. A eso apuntábamos. En esta categoría siempre intentamos que el liderazgo caiga desde un jugador y no desde el entrenador.
Quizás, el año pasado Whelan y Redivo lo hicieron. Esta temporada, Máximo, desde la capitanía y con un poco más de palabra en el vestuario, y Martín desde los minutos que sumó dentro del campo fueron los que más trasmitieron al resto del equipo.
Creo que han marcado el camino, aunque nosotros apuntamos mucho a nuestro aspecto defensivo. Eso hizo que todos dieran un paso adelante para mostrarle el camino al compañero.

¿Cuál fue el punto más bajo a lo largo de la competencia?
-El inicio de la competencia. Pero no por los resultados negativos, porque los tuvimos también en el cierre de la fase regular. Costó entender el mensaje desde nuestra idea de juego y la forma de trabajo. No digo que lo hayan hecho mal, ni que lo hicieron poco, sino que lo estábamos haciendo de una manera en la que no nos sentíamos cómodos. Simplemente con algunas reuniones, hablando un poco más y trasmitiendo el mensaje de otra forma, intentamos llevar a cabo lo que queríamos y esperemos seguir consolidándonos.

¿Y el más alto?
-Hoy por hoy el punto más alto lo seguimos viendo en los entrenamientos. Es un plantel que entrena mejor de lo que juega. No sé si por cantidad de minutos o por ensamblar diversas fichas dentro de nuestro estilo. Sin lugar a dudas que nuestro punto más alto es el trabajo diario, cómo lo hacen y cuánto lo hacen. Esperemos que en las finales se encuentre el mejor nivel porque queremos ganar.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy