Los mellizos Sánchez están hermanados por el básquetbol
Imprimir E-mail

Joaquín y Nicolás defienden la camiseta de Estudiantes. Sus aptitudes llamaron la atención en Bahía Basket, para integrar el plantel de la Liga de Desarrollo. Son iguales, pero distintos...

Por Luciano Mutti / La Nueva.

El 16 de enero de 1998 fue Joaquín el primero en llegar al mundo. Minutos después, le tocó a Nicolás.

Los mellizos Sánchez se criaron en una de las tantas viviendas bahienses donde se respira básquetbol. Son hijos de Carlos, ex basquetbolista y quizás más conocido como “Flicu”.

“A papá lo llegamos a ver en la primera local y después en la Maxi Liga. Era un 4-5”, indicó Nico sobre el puntaltense.

“Tanto papá como mamá siempre estuvieron apoyándonos. Eso nos gusta y estamos agradecidos”, añadió Joaco.

El contar con un ex jugador en la familia siempre es favorable.

“Papá nos dice que debemos respetar y seguir los consejos que nos dan. Ir día a día y no creerse que ya por estar en la Liga de Desarrollo tenés un lugar asegurado. No es así”, apuntó el base.

"Nos inculca que copiemos el ejemplo de los que tenemos al lado, porque no hay nada mejor. Ya sean los chicos de la LDD, como los ex jugadores de la Selección Argentina, los extranjeros...”, añadió el alero.

Los hermanos Sánchez son iguales, pero distintos. Ambos están de novio, son de Boca y siguen la NBA. Aunque...

“Yo soy el más vago”, admitió Nicolás.

“Él (por Joaquín) es más responsable y se encarga más de las cosas”, reconoció.

“En cuanto a gustos, somos bastante parecidos, más allá de que como todos los hermanos haya diferencias”, opinó Joaco, quien se animó a hacer una radiografía de Nico.

"Es un base ligero que marca muy bien, algo que tienen pocos bases. De buen lanzamiento. Debe mejorar un poco la cabeza y animarse a tirar más, pero es bastante completo”, resumió.

Nicolás le devolvió gentilezas.

“Es un escolta-alero con un tiro que me gusta mucho y de buena penetración también. Debe mejorar en defensa, como los dos obviamente que tenemos que seguir progresando en muchas cosas”, sintetizó.

Recientemente finalizaron la etapa secundaria, por lo que es hora de pensar en qué será de sus vidas.

“Por ahora le daremos prioridad el básquetbol”, dijo, tajante, Joaco.

“Seguramente hagamos el curso de Eneba y estudiaremos inglés, que es importante para la vida en sí. Apostaremos al básquetbol porque nos gusta y veremos si surge algo. Sino, pensaremos en estudiar”, expresó Nico.

Los Sánchez se desempeñaron toda la vida en Estudiantes. Y, hoy por hoy, forman parte del selecto grupo de juveniles que participa de la LDD en Bahía Basket.

“Estamos muy contentos de que nos puedan dar esta oportunidad. Es un mejor nivel que el local. Te da experiencia, además del placer de entrenar con Pepe (Sánchez), Sepo (Ginóbili), Mauro (Polla), el Ruso (Lambrecht)...”, sentenció el perimetral.

“Si lo pensás, es como un sueño. Pero tenés que trabajar día a día para que se cumpla. Y creo que lo venimos haciendo bien, esforzándonos para llegar al objetivo. Ahora estamos adaptándonos y tratando de dar lo mejor de cada uno en la LDD”, puntualizó el longilíneo.

“También tenemos una determinada dieta, no podemos comer algunas cosas y estamos trabajando en el gimnasio”, subrrayó Nicolás.

Los mellizos Sánchez están hermanados por el básquetbol y esta noche enfrentarán a Olímpico (La Banda), desde las 22, con arbitraje de Silvia Barraza y Carlos Montoya.

Fuente y foto: Lanueva.com

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy