Bahía Basket desarrolla una rutina de trabajo diferente a la tradicional
Imprimir E-mail


El plantel concentra la actividad en un solo turno. Se dividen en grupos para entrenar en el gimnasio e individualmente. Meriendan en el Poli y cierran con la práctica grupal.

Por Fernando Rodríguez / Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Una modificación a la tradicional rutina de trabajo que realiza la mayoría de los equipos que participan de la Liga Nacional implementó Bahía Basket para esta temporada.

El cambio radica en que centralizan la actividad en un solo turno -más prolongado por cierto-, incluyendo dos grupos a la hora de realizar pesas y trabajos individuales, para después sí unirse en el entrenamiento en conjunto. ¡Ah! En medio, los jugadores meriendan en el Polideportivo. Curioso, ¿no?

Esta iniciativa fue propuesta por el preparador físico Cristian Lambrecht, copiando el sistema de trabajo que implementan en Estados Unidos.

La actividad comienza a las 16.45 en el gimnasio, donde una hora más tarde concurre el segundo turno. Cada grupo que finaliza con las pesas (en el gimnasio ubicado en O'Higgins al 300) se va para el Polideportivo.

Allí meriendan y después realizan trabajos individuales (con el cuerpo técnico) o bien kinesiología. A las 19.45, se reúne el plantel completo. Un día cada grupo inicia la jornada.

“Los beneficios de esta modalidad son que el jugador cuenta con mayor tiempo de recuperación”, explicó Lambrecht.

“También, se optimiza más el tiempo, porque llegan al entrenamiento principal con todas las energías y cada momento -agregó- es aprovechable”.

La experiencia intentaron ponerla en práctica la temporada anterior, aunque lo imposibilitó el horario escolar de varios juveniles y los hábitos de los mayores.

“Hay que romper con las costumbres. Ante todo cambio hay una resistencia, desde la alimentación y a las horas consecutivas de trabajo”, señaló el preparador físico.

Respecto de la alimentación, existe un seguimiento, entregándole al jugador una vianda para almuerzo y cena, además de la merienda en el propio Polideportivo, donde consumen frutos secos, mermeladas, galletas de arroz e infusiones.

“La dieta se basa en consumir alimentos que no son pro inflamatorios. Una inflamación a nivel visceral, por ejemplo, puede generar algún trastorno a nivel del músculoesquelético”, explicó el kinesiólogo Leandro Amigo.

El técnico Sebastián Ginóbili avisó que, más adelante, probablemente sumen doble turno algunos días.

“Todos los equipos están tendiendo a esto. Lo ideal hubiera sido hacerlo a la mañana, pero es complicado. Es una prueba. El doble turno va a aparecer, sobre todo con los más grandes, cuando el trabajo sea más táctico. A los chicos les cuesta, sobre todo, el tema de la alimentación. Pero está siendo positivo, es más personalizado”, evaluó Sepo.

Como todo proceso, los resultados se evaluarán a medida que transcurra el tiempo. Por ahora, Bahía Basket apuesta a esta innovación, de cara a la Liga Nacional.

Fuente y foto: LaNueva.com

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy