Manu Ginóbili habló del presente de Spurs
Imprimir E-mail
Después de pasar un domingo en familia en San Antonio, aunque muy atento a lo que ocurría con Weber Bahía Estudiantes en Paraná, “Manu” Ginóbili vistió de gala los minutos finales de Todo Red. Con muy buen humor, y compartiendo cargadas con Leo Montero y Fabián Pérez (les dijo a los conductores que “no pegaron una” en toda la noche), el escolta bahiense de los Spurs habló de su momento en la NBA luego de las lesiones, se mostró muy ilusionado con la temporada que está haciendo su franquicia y destacó el valor de Tony Parker y Tim Duncan en esta campaña.

A continuación, la entrevista completa con “Manu”.

–¿Cómo analizás la vuelta de Stephen Jackson y las movidas que hubo en los últimos tiempos en los Spurs?

–Estoy entusiasmado. Con Jackson me llevé muy bien. Jugamos un año solo, y fue hace 54 años más o menos. Ja. ¡En el 2003, hace un montón! Tengo muy buena onda con él, igual que Tim (Duncan) y Tony (Parker): estábamos todos en ese equipo. Hay buena onda y él viene con muchas ganas, porque pasó varios años malos, en entornos que no lo motivaban. Estoy contento, entusiasmado. Espero que mejore el equipo.

–¿Fue por prevención que no jugaste en la victoria ante Oklahoma y sí contra Dallas?
–Sí. No estoy en condiciones de jugar dos partidos seguidos. Muscularmente todavía estoy “para atrás”, así que me tengo que ir cuidando. Y “Pop” (el DT Gregg Popovich) me está cuidando. El objetivo no es hacer números en estos cinco o diez partidos que vienen, sino estar sano y estar bien para los playoffs. Vamos a ir midiendo las cosas, porque no quiero tener otro contratiempo y perderme otras dos semanas, porque a este punto sería casi perder la temporada. Tengo que ir manejando mis energías y mi físico.

–Es lo lógico, porque el equipo en sí está cuidando las energías y a los jugadores, porque es una temporada atípica y hay que llegar bien a los playoffs. ¡Y ya está bien de chocar, tirá de tres nomás! Después en los playoffs jugátela de nuevo. Ja.
–Ja. En los partidos tengo un tope de 24 minutos, así que ya me controlan y no me dejan expresar mi juego. Estoy cuidando y Pop no quiere que nos mandemos ninguna cagada, así que vamos de a poquito.

–Por suerte tienen a un rejuvenecido Tim Duncan y a un Tony Parker extraordinario, con nivel de MVP. ¿Qué opinás?

–Tony está impecable. Está jugando a un nivel superlativo, manejando el juego, definiendo los partidos cuando lo tiene que hacer, y además entran a correrlo del minuto 1 al 48, y ayer en Dallas no tenía las piernas suficientes. Debe ser uno de los cinco candidatos a MVP de esta temporada. Es una de las razones por las que estamos segundos en el Oeste. Y Tim en estos últimos juegos también está muy bien. Se lo ve sano, motivado, y jugando bien. Puede llegar a ser una gran temporada. Estoy entusiasmado y espero llegar a juntarme al grupo.

–¿Hay algún jugador o equipo que te llamó la atención o está todo normal?

–La verdad, está todo dentro de lo que más o menos se preveía. Por ahí nadie preveía que Boston tuviera una temporada floja como está teniendo. Los Lakers arrancaron flojos pero de a poquito se están acomodando. Está todo más o menos como se esperaba. Creo que los Clippers están más arriba que lo esperado, porque si bien tienen equipo y jugadores, todos pensábamos que iban a tardar más en encontrar la química, pero lo están haciendo bien y es un equipo jodido.

–¿Y qué jugador te impresiona de tenerlo frente a frente?
–Durant y Westbrook físicamente son distintos: dos tipos que juegan con una velocidad y una facilidad que a todo el mundo le podría costar pero ellos lo hacen con naturalidad. Pero en ese grupo también están (Dwyane) Wade y LeBron (James), está Derrick Rose. O lo ves a Blake Griffin y te asusta. No se puede creer. Cuando uno piensa que no se puede saltar más, aparece uno más. Y cuando se cree que no se puede ser más rápido, como lo eran Chris Paul o Tony Parker, aparecen Rose y Westbrook. Y cuando pensábamos que después de Amare Stoudemire no se podía saltar más, vino LeBron. Después de LeBron vino Blake Griffin. Y levantan la vara y se hace complicado competir. Cuando uno piensa que los pasa, te recuperan y te tapan, te corren o hacen cosas que decís: “No puede ser”. Los tenés que enfrentar todos los días y no dejan de asombrarte. Son constantes y tienen una facilidad y un don físico que asusta.

FUENTE: Recontravaleradio.com.ar
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy