Weber Bahía cayó y se despidió en playoffs
Imprimir E-mail

BAHÍA BLANCA -- Weber Bahía Estudiantes no pudo vencer a Quimsa en casa y se despidió de la temporada 2010-11 de la Liga Nacional de básquetbol, al caer por 66-64.

El tiro del final, que significó la victoria para la visita tras catorce triunfos en fila de Bahía Basket en casa, fue convertido por Julio Mázzaro gracias a una precisión notable, lanzando desde una de las esquinas por encima de la buena marca de Ed Nelson.

De todos modos, y pese al dolor que produce una derrota de este tipo, el público bahiense llenó el Osvaldo Casanova y despidió al equipo con aplausos, coreando el nombre de Pepe Sánchez, premiado con una ovación especial por haberle devuelto a Bahía Blanca, con su proyecto, algo de la mística perdida en los últimos años.

"Dejamos todo y perder así es la derrota más noble. En tanto dolor, sabemos que dejamos la piel en la cancha. Agradecemos de corazón al público que nos acompañó", señaló José Luis Pisani, entrenador de Weber Bahía Estudiantes, al cierre del juego.

Quimsa logró levantar la serie de playoffs de reclasificación al imponerse en los últimos tres juegos -dos en Santiago, uno en Bahía-, y ahora jugará frente a Obras Sanitarias en la siguiente instancia.

Los otros cruces de cuartos serán Peñarol-Regatas Corrientes, Libertad-Lanús y Atenas-La Unión.

Weber Bahía Estudiantes comenzó mejor el partido, apoyado por el calor de su gente y sacó una ventaja de ocho unidades (10-2) producto del armado de juego de Pepe Sánchez y de la combinación de los extranjeros internos, Devin Davis y Ed Nelson. Sin embargo, tres triples consecutivos de Quimsa (Nicolás Aguirre, Federico Marín y Mázzaro) devolvieron a la visita al partido. Tan es así que Quimsa terminó dominando el marcador al cierre del cuarto inicial (19-16).

El segundo chico fue propiedad absoluta de Dionisio Gómez, quien anotó 4-5 en dobles y fue una piedra en el zapato en los dos costados de la cancha para Bahía. El equipo de Carlos Romano sacó cinco de ventaja (22-17) bajo esta vía de gol, apoyado en la pintura por Diego LoGrippo y en el perímetro por el incansable Mázzaro.

Mientras tanto, Pisani y su grupo de asistentes pensaba cómo romper la fórmula que había planteado Quimsa. Fue Pablo Gil con dos triples y Pepe Sánchez con cuatro asistencias los que hicieron que la gente se levante del asiento para empezar a alentar a sus jugadores. Con más actitud que juego fluido, Weber Bahía Estudiantes logró imponer su ventaja para cerrar la primera mitad igualados en 36.

PARTIDO WeberBE Quimsa
Resultado 64 66
Pace 63,7 63,7
Eficiencia ofensiva 100,4 103,6
efective FG% 49,2 54,8
True sooting 51,9 59,0
% rebotes ofensivos 38,2 18,5
% rebotes defensivos 81,5 61,8
% asistencias 17,3 22,0
% pérdidas 18,8 17,3
Free throws/Field Goals 10,2 17,3

En el segundo tiempo, la paridad estaba destinada a mantenerse. Nuevamente WBE salió del vestuario con un Ariel Eslava combativo, que le dio muchísimas opciones defensivas a su equipo. Y pese al trabajo de 'Tornillo' Quimsa aprovechó su estatura y la falta de bloqueo defensivo para acumular rebotes en ataque. La presión sobre Sánchez hizo que las ofensivas de Bahía se hicieran un poco más trabadas y predecibles, pero con más corazón que juego llegaron los puntos. Pepe consiguió cuatro en el chico y Nelson apoyó con cinco en la pintura. Y cuando parecía que los seis puntos de ventaja iban a ser una realidad para cerrar el tercer cuarto, un triple de Jonathan Treise volvió a dejar a Quimsa a tiro: 52-49, con 10 minutos por jugarse en el reloj.

Ya en el último cuarto, se vio el desgaste que acarreaban ambos equipos, con una suma de errores producto de los nervios y del derroche de energía lógico de una batalla de cinco partidos. Nelson cargó con la ofensiva de Bahía y Eslava fue la carta clave en el juego sin pelota. Mientras tanto, el traslado combinado de Treise y Aguirre, sumado al combo perímetro-pintura de Mázzaro y Tintorelli, llevaron a Quimsa a emparejar para tener un nuevo final cerrado.

En la jugada decisiva del partido, Mázzaro lanzó por encima de Nelson y anotó el doble agónico, con algo más de un segundo por jugar. Pisani pidió minuto, diseñó la jugada pero esta vez el final no fue feliz: la salida derivó en Pepe Sánchez, quien lanzó un triple poco ortodoxo y la pelota dio en el soporte.

"Dejamos todo detrás de nuestros líderes. Fue muy lindo verlos disfrutar durante toda la temporada y nosotros los acompañamos con mucho trabajo. Hoy la misión está cumplida, Bahía ha recuperado su identidad y es momento de ir por más", completó Pisani al cierre del juego.

FOTOGRAFÍA: Sebastián Lobos para Prensa Weber Bahía Estudiantes

ESTADÍSTICAS AVANZADAS: Pablo Bualó para Prensa Weber Bahía Estudiantes

ESTADÍSTICAS: Gentileza ADC

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy