Weber Bahía Estudiantes está intratable en casa
Imprimir E-mail

Weber Bahía Estudiantes sigue intratable en el Osvaldo Casanova. Esta vez, la víctima fue La Unión de Formosa, equipo que estuvo a tiro toda la noche pero que, finalmente, sucumbió ante Pepe Sánchez y Juan Espil en el cuarto decisivo.

El equipo de José Luis Pisani logró la decimotercera victoria en las últimas catorce presentaciones en casa, alcanzó la quinta posición en la tabla por las derrotas de Libertad y Atenas (51.5 puntos los tres equipos) y ahora saldrá de Bahía para jugar ante Monte Hermoso Basket, Peñarol y Argentino de Junín, respectivamente.

"Estamos muy contentos por haber ganado estos tres partidos seguidos en casa, ante tres rivales físicamente superiores. Estamos cansados y por momentos lo sufrimos en ofensiva, pero lo sacamos adelante gracias al trabajo sin la pelota. Sabíamos que Jackson (David) iba a anotar, pero queríamos que lo haga con bajos porcentajes. La realidad es que se sintieron hoy las dos fichas mayores menos (Nota: están fuera Lucas Faggiano y Facundo Giorgi), pero ahora podemos descansar, recuperarnos al cien por cien y estar a pleno para el partido con Monte Hermoso Basket el próximo domingo", señaló José Luis Pisani al cierre del juego.

El arranque del partido fue golpe a golpe, con Devin Davis liderando a los locales (3-3 en T2), mientras que el dúo conformado por David Jackson en el perímetro y Gabriel Mikulas en la pintura, empujaron las acciones de La Unión.

WBE sufrió en el cuarto de arranque con los tiros libres (6-10) y mostró ofensivas menos trabajadas que su rival, que logró plasmar un parcial de 10-4, tomar seis puntos de ventaja (21-15) y respirar en el arranque.

En el segundo chico, la situación se revirtió por completo, tomando Bahía las ofensivas con más fluidez y apostando a la conducción alternada de Pepe Sánchez y Santiago Torre (jugó su mejor partido de la temporada) para escapar con un parcial de 14-2 (37-28). En ese lapso, Ed Nelson fue importante para romper en la pintura y luchar ante una zona cargada de gigantes peligrosos, con Rubén Garcés como máxima referencia.

"Nos pone muy contentos lo de Santiago (Torre), porque es un chico que ha trabajado muchísimo y se lo merece. Que logre jugar con esa frescura, con esa maduración, es un dato alentador. Ya no es sólo correr y romper, ahora trata de pensar y ver el juego  Cuando uno ve que el trabajo con los chicos crece es un empujón para todo el grupo", agregó Pisani.

Weber Bahía alternó defensas durante toda la noche buscando encimar a Jackson (Gaynor lo marcó de manera notable, al igual que Pablo Gil). Probaron con hombre a hombre, zona matchup y cajón, con la idea de confundir a los atacantes.

Y muchas veces dio resultado.

Cuando el primer tiempo se consumía, Pepe Sánchez anotó un doble que parecía definitorio en el tramo, pero Lucas Pérez recibió a la altura del tiro libre defensivo, en el margen derecho, y lanzó anotando un triple magnífico que dejó mudo al estadio completo y llevó a La Unión a quedar a seis puntos de distancia (37-31).

En el segundo tiempo, los jugadores de Bahía salieron enfocados, tratando de olvidarse el sacudón generado por el triple de Pérez. Poniendo la pelota abajo con Davis como referencia (terminó con 14 puntos, 7-8 en T2), el equipo bahiense sacó once de luz (44-33), apoyándose en un lapso de baja efectividad de la visita, que se dio un poco por errores naturales de La Unión y otro poco por la concentración defensiva de WBE.

Pero no estaba dicha la última palabra: WBE se secó ofensivamente y La Unión respondió jugando un básquetbol lógico de penetración, rompimiento y descarga, con Mikulas como referencia de recepción a la altura del poste alto. Con el apoyo de Jackson y Ariel Zago, el equipo de Gabriel Picatto logró meter un parcial de 22-10 y quedó a sólo un punto (55-54), de cara al arranque del último cuarto.

Pero cuando parecía que las nubes llegaban para quedarse en el Casanova, otra vez el dúo maravilla de WBE hizo salir el sol. Pepe (18 puntos -máximo anotador-, seis rebotes y cinco asistencias) y Juan Espil (ocho puntos en fila mostrando de nuevo que aparece en los momentos decisivos) llevaron adelante a Bahía a puro gol (sacaron una mini-luz de 63-58), para soportar una ráfaga de básquetbol de altísimo nivel de Garcés en la pintura, para cerrar el juego a favor 76-72.

La mano de Espil, que hasta entonces tenía 1-6 en lanzamientos desde la tercera dimensión, volvió a ser la diferencia, sobre todo para anotar tiros libres fundamentales.

"Cuando empezamos esta temporada, el objetivo era estar entre los diez mejores de la Liga. Hoy estamos pasando esa línea imaginaria, y la realidad es que este equipo es muy ambicioso, si tiene la chance de estar cerca de un sexto, quinto o cuarto puesto intentará dar el golpe. Hoy necesitamos descansar para recuperar energías y ya el martes miraremos el video de Monte. Nadie nos va a quitar el sueño, pero tenemos que estar tranquilos y pensar paso a paso, con Monte como primer escalón", concluyó Pisani.

Ariel Eslava, Ed Nelson y Mateo Gaynor salieron con golpes del juego, pero ninguno de los tres reviste gravedad y estarán a disposición de Pisani para enfrentar a Monte Hermoso Basket el próximo domingo, fecha en la que volverán al ruedo Lucas Faggiano y Facundo Giorgi.

Davis sufrió un corte en una mano al comienzo del juego por realizar una volcada, pero tampoco tendrá problemas para reincorporarse a los entrenamientos el próximo martes.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy