WBE sumó su sexta victoria en fila y no se detiene
Imprimir E-mail

Weber Bahía Estudiantes volvió a hacer del Osvaldo Casanova una fortaleza: en un partido dificilísimo, de trámite cerrado, venció a 9 de Julio 94-85 y sumó su sexto triunfo consecutivo.

El equipo de José Luis Pisani, que ya suma 42.5 puntos en la tabla de posiciones, concretó además su décima victoria en las últimas diez presentaciones en casa.

"Estamos en un momento muy positivo, hemos ganado los partidos que nos planteamos en casa y nuevamente demostramos -y nos demostramos- que defendiendo podemos lograr grandes cosas", señaló el entrenador al cierre del partido.

El goleador del encuentro fue Jerome Meyinsse con 20 puntos, mientras que en WBE destacaron Ed Nelson con 19 unidades y Pepe Sánchez y Pablo Gil, con 18 cada uno.

Bahía recién pudo encontrarle la vuelta al juego en el segundo tiempo, ya que en el primero fue 9 de Julio el que marcó, gracias a una efectividad asombrosa y a una defensa asfixiante, cómo se tenía que jugar el partido.

El equipo de César Miravet arrancó con una defensa presión toda la cancha sobre Pepe Sánchez, mucha actitud para salir a batallar cada pelota y una energía notable en la carga del rebote, sector donde Bahía hizo agua en los primeros minutos. En ataque, las jugadas combinadas salieron de las manos de Meyinsse, Martín Melo y Jermaine Bucknor, mas lo que dio el incansable Bruno Zanotti, quien salió a la cancha con una máscara para proteger su tabique, fracturado días atrás, y no desentonó en absoluto.

Si bien la defensa local no estaba funcionando como correspondía -la zona 2-3 dejaba grietas y el hombre a hombre terminaba siempre con faltas innecesarias- WBE, apoyado en la ofensiva de Nelson, el aporte incansable de Gil, y el traslado de Pepe, logró llevarse el primer chico 25-24.

Pero el asunto no venía claro para el local. El partido, peleado pelota a pelota, favorecía al juego de la visita, que se aferraba a cada posesión como si fuera la última. El segundo cuarto mostró un cambio de anotaciones notable, en el que abundaron los triples como arma de destrucción masiva de las dos partes.

9 de Julio se apoyó en Zanotti, Lucas Barlasina, Bucknor y Emiliano Martina para alcanzar un 63% desde detrás del arco (5-8), mientras que Weber Bahía tuvo un lapso encendido de Juan Espil, quien con tres triples consecutivos logró colocar a su equipo cinco puntos arriba (39-34 primero, 42-37 después). De todos modos, la visita estaba increíble en materia de efectividad y cerró el primer tiempo con 7-13 en triples, colocándose al frente en el marcador 49-47.

PARTIDO WeberBE 9 de Julio
Resultado 47 49
Pace 38,8 38,8
Eficiencia ofensiva 121,1 126,2
efective FG% 62,5 56,9
True shooting 67,0 68,0
% rebotes defensivos 21,4 40,0
% rebotes ofensivos 60,0 78,6
% asistencias 23,2 18,0
% pérdidas 15,5 15,5
Free throws/Field Goals 21,9 55,2

El tercer cuarto, que a lo largo de la temporada había sido una mancha de maquillaje en el rostro de Weber Bahía, esta vez fue lo que le dio la luz para escapar de la oscuridad. El equipo de Pisani salió con una actitud diferente, creció en temperamento y juego defensivo, y, sostenido en ofensiva por el tándem Sánchez (4) y Nelson (10), logró un parcial de 8-0 para escapar a cinco puntos de ventaja (68-63). En ese lapso, además, Bahía empezó a ganar la carga de rebote (15-8 en el chico) y forzó a la visita a hacer 3-15 en tiros de campo.

Ya en el período decisivo, el equipo de Miravet confirmó la falta de puntería y Weber Bahía aprovechó el envión de la gente que, desde las tribunas, ayudó a empujar para que en la cancha todo sea más fácil: así, sacó 16 de ventaja gracias a un parcial de 16-5 (84-68).

Pero 9 de Julio, que a esta altura había sacado chapa de equipo atrevido y batallador, no se rindió y logró ponerse a seis (88-82). De todos modos, terminó siendo un esfuerzo en vano porque una bomba de Pepe Sánchez, cuando el reloj de 24 se consumía, liquidó la voluntad del rival y, de paso, el juego.

"Muchos jugadores nuestros pasaron la frontera de los diez puntos y eso es un dato alentador, porque significa que la pelota se pudo compartir y que tenemos muchas amenazas ofensivas. Hay que sacarse el sombrero por 9 de Julio, es un rival durísimo, que a mi entender es la revelación de la Liga Nacional", concluyó Pisani al ser consultado..

El resultado final fue 94-85 y sirvió para que Bahía extienda su racha y cierre el objetivo trazado de ganar los cinco partidos seguidos que tenía en casa.

Ahora, viajará el sábado a las 23.30 rumbo a Sunchales, para enfrentar el lunes a Libertad.



PLANILLA: Asociación de Clubes

ESTADÍSTICAS AVANZADAS: Pablo Bualó para Prensa Weber Bahía Estudiantes

FOTOGRAFÍA: Sebastián Lobos para Prensa Weber Bahía Estudiantes

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy