Weber Bahía Estudiantes venció a Atenas 88-78
Imprimir E-mail

Weber Bahía Estudiantes se hizo gigante en Bahía y con un rendimiento grupal de primera línea derrotó a Atenas de Córdoba por 88-78, en partido correspondiente a la decimoquinta fecha de segunda fase de LNB.

Desde la conducción magistral de Pepe Sánchez, el goleo de Pablo Gil y el sacrificio de la dupla de extranjeros conformada por Ed Nelson y Devin Davis, el equipo de José Luis Pisani marcó la pauta de entrada de dónde iba a estar el negocio para llevarse el partido.

Quizás la lesión de Facundo Giorgi, quien sufrió una luxación en el hombro izquierdo y será baja al menos 30 días, sirvió como energía para motivar a un equipo que necesitaba responder tras un fin de semana complicado en el norte, en el que había perdido ante Quimsa por casi treinta puntos (91-62) y ante Atenas por un doble (67-65).

Con sólo siete fichas mayores en el equipo -Lucas Faggiano tampoco jugó porque se recupera de una fractura del quinto metatarsiano del pie derecho- WBE salió a demostrar desde el minuto cero que este era un partido fundamental para poder pensar con tranquilidad antes de viajar a Comodoro Rivadavia y Buenos Aires para la próxima salida.

"Jugamos una ofensiva muy fluida durante todo el partido y asfixiamos con la defensa en el primer tiempo. Necesitamos ganar de local y hoy respondimos a la perfección", señaló el entrenador José Luis Pisani luego del encuentro.

El parcial de 10-0 en el arranque del encuentro permitio que Weber Bahía despegue en el marcador 22-10, gracias a una conducción notable de Sánchez, quien aprovechó la ráfaga anotadora de Gil (2/2 en libres, 3/3 en dobles y 1/1 en triples en ese lapso) y el aplomo de Davis y Nelson -¡qué diferencia de jugador es Ed con Davis al lado!- en la zona pintada.

Roberto Gabini (3-3 en triples) fue quien sacó la cara por el Griego, bien acompañado por Matías Lescano, quienes con un poco de pimienta en sus lanzamientos hicieron que la visita pudiera arrimarse un poco en el marcador del primer chico, que terminó siendo de WBE por 26-19.

Pisani alternó defensas hombre a hombre con zona (ajustando sobre los perimetrales peligrosos) para evitar que la pelota llegue limpia a la zona pintada, sector donde Atenas podía marcar diferencias anotando o cargando con faltas a los gigantes locales. Y en el río revuelto de brazos, la idea global funcionó.

En ataque, Gil mantuvo una efectividad increíble en lanzamientos de cancha (7-7 en la primera mitad) y el equipo bailó al son de la música de Pepe, que fue un teorema indescifrable tanto para Bruno Lábaque y Diego Gerbaudo en la cancha como para Sebastián González en el banco, porque los atrapes de Greg Lewis en la zona de triples para asfixiarlo jamás le dieron resultado a la visita.

A la vuelta del vestuario, con WBE arriba 48-37, el equipo bahiense logró sacar la máxima diferencia, 57-43, gracias al trabajo repetitivo de Gil en el goleo y del tándem Nelson-Davis, cada vez más aceitado.

Atenas tuvo su reacción y llegó a ponerse a cinco puntos (65-60) con un parcial de 17-8 gracias a las corridas en transición de Miguel Gerlero, Gabini, Lábaque y Lescano.

Pero no iba a alcanzar para poner en peligro el triunfo de los locales. Ya en el cuarto final, la presencia de James Williams y Greg Lewis complicó a la armada bahiense (llegaron a ponerse a cuatro, 74-70), pero la inteligencia de Sánchez en el traslado, sumado a la de Davis en la pintura y la mano intacta de Juan Espil (tardó en calentar, pero como siempre, apareció en en el final con siete puntos fundamentales) hicieron que el resultado de 88-78 se quede en Bahía, sobre todo después de que Williams salió por cinco faltas y Atenas se debilitó en la pintura.

"La defensa fue la clave del juego, cuando de local defendemos bien el ataque se hace más sencillo", dijo Gil, autor de 25 puntos y goleador del encuentro, en los vestuarios al finalizar el partido.

Nelson anotó 19 puntos y bajó ocho rebotes, mientras que Davis colaboró con la misma cantidad de unidades y tomó 9 rebotes.

Espil aportó 11 y Sánchez hizo nueve con cinco rebotes y ocho asistencias.

Fue el triunfo número 500 de Estudiantes en Liga Nacional. El equipo de José Luis Pisani no volverá a jugar el fin de semana -el juego con Quimsa programado en primera instancia para el domingo se postergó porque el equipo de Santiago está jugando la Liga de las Américas-, por lo que su próximo partido será el viernes 18 ante Gimnasia y Esgrima en Comodoro Rivadavia.

 

 

Comentarios (1)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy