Weber Bahía no pudo ante Hispano en el primer punto de la serie
Imprimir E-mail

Hispano Americano desplegó un brillante juego y se quedó en casa con el primer juego de la serie ante Bahía Basket, por los octavos de final del Súper 20 La Liga. Con un nivel altísimo y muchos protagonistas encendidos.

De la mano de O'Bannon, Hispano fue encontrando una pequeña grieta para golpear fuertemente en la defensa bahiense y sacar una ventaja que resultaría determinante a lo largo de la noche. Blackwell y Byró le dieron mucho aire también, incluso siendo el complemento necesario para que ese hueco generado empiece a hacerse más grande, sin embargo en los últimos tres minutos se generó el despegue, porque Hispano metió un parcial de 11 a 0 y se escapó a un claro 27-15. Ese cierre, con excelentes ingresos de Podestá y Tabarez, fue un cachetazo a la resistencia de Bahía que no le pudo seguir el hilo.

Bahía salió al segundo cuarto con la necesidad de recuperarse rápido y el aporte de los hermanos Vaulet apareció como una alternativa muy viable. Pero Hispano siguió siendo muy correcto en su funcionamiento, porque Nico Paletta tomó las riendas del armado y el tándem Blackwell-Austin se entendió a la perfección. Los de Sepo Ginóbili aparecieron con una gran magnitud apoyados en sus triples (Fjellerup, Parodi, Santi Vaulet y demás), pero Hispano siempre encontró respuestas y tomó cada decisión con una inteligencia notoria. El local no sintió la rotación, el parcial de Austin fue excelente pero también es cierto que hubo muchos protagonistas que ayudaron a sostener la ventaja, por eso aunque Bahía llegó a ponerse a cinco en su momento (31-26) Hispano tuvo la capacidad para salir a flote e irse al descanso arriba por diez: 52-42.


Hispano salió al tercer cuarto sabiendo que ese pasaje podía ser determinante para la noche. Temiendo la reacción bahiense, el elenco de Richotti hizo un gran trabajo defensivo y se adueñó del rebote ante un rival que tuvo lagunas muy pronunciadas. Frustrado, la visita no solo cayó en una sequía anotadora sino que además se fue cargando de faltas. Todo muy distinto pasó en la vereda austral, que con Blackwell como pilar y el aporte de Austin llegó a despegarse a dieciséis unidades (63-47). Si bien el trabajo interior fue descomunal, el trabajo que empezó a redondear O'Bannon fue simplemente magistral porque no solo fue referencia ofensiva sino que además hizo de todo para romper el molde del juego. Con todo muy encaminado, Hispano entró al último episodio 71-54 arriba y con un semblante muy alentador. Lejos de aflojar, Hispano no quiso pasar sustos y de la mano de Tabarez entró al episodio definitivo en llamas. Lo del ex Unión también tuvo un alto increíble en su crecimiento, con un desempeño simplemente fantástico y entrando acertadísimo cada vez que tuvo la oportunidad, con un tiro de seda que siempre que salió de sus manos encontró destino exitoso. Así lo fue quebrando, porque Bahía nunca le encontró la vuelta defensivamente a un rival muy inspirado adelante y el tiempo empezó agotarse.

Los Vaulet y Fjellerup buscaron remar contra la corriente pero los intentos terminaron siendo en vano. El empuje visitante llegó a disminuir la brecha a doce (83-71), sin embargo Hispano se reacomodó rápido en el fondo y con el sensacional Tabarez volviendo a darle tranquilidad todo se reencaminó a favor del dueño de casa.

Terminó siendo 98-79 para un Hispano que se llevó el primer asalto, en un juego con muchas producciones altísimas que lo dejan con un buen perfil de cara a lo que viene. Ahora lo próximo serán los dos juegos en el Casanova de la Capital del Básquet, donde Hispano intentará dar el último golpe y Bahía querrá revertir la situación.
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy