Bahía Basket tendrá que ganar el jueves para seguir en carrera
Imprimir E-mail

Por Fernando Rodríguez / La Nueva.

Bahía Basket terminó en cancha con Thygesen, Materán, Fernández, Ramos y Gerhardt, los cual, sin ver el trámite, generaba 2 lecturas: ganaba fácil o perdía sin poder revertir el trámite. Era lo segundo.

El equipo de la ciudad cayó ante Quilmes, por 97 a 86, y le permitió al cervecero igualar la serie de Reclasificación que, ahora, se definirá el jueves en el Casanova.

Todo nació a partir de Luca Vildoza, la figura local, el hombre que desde el 2-0 se preparaba para jugar su último partido con la camiseta de Quilmes.

El que completó 39 puntos, con 7-10 en triples, 4-7 en dobles y 10-13 en libres, más 4 rebotes y 3 asistencias. Y él mismo no lo permitió. Al menos en estos 2 juegos en La Feliz.

El base salió con protagonismo y lo sufrió Corvalán. De los 9 puntos del local había anotado 8.

El ingreso de Fjellerup modificó la estructura de Bahía. El tresarroyense contuvo a la figura rival en la primera línea y le dio más firmeza a los grandes cerca del canasto.

A partir de ahí, el equipo de Sepo Ginóbili logró abrir la cancha, correr y definir de contraataque.

Con 10 de luz Bahía se liberó y pudo plasmar el juego que mejor le sienta.

Encima, Pancho Jasen cumplió el rol de líder, los perimetrales jugaron abiertos, con pases y tuvieron paciencia para buscar el momento de Johnson, que se tornó imparable.

Bahía sacó la máxima a falta de 2m45 para el final del primer tiempo, con gran juego colectivo. No obstante, Vildoza se reencontró con su nivel, generó con la pelota en la mano, Quilmes atacó, el base convirtió 10 puntos consecutivos (completó 21 en el primer tiempo, con 3-4 en t3), su equipo no falló desde la línea (10-10) y estampó un parcial de 13-1, para descontar a 4 y finalizar 6 abajo los primeros 20 minutos.

Lo peor de Bahía se vio en el tercer cuarto. Bahía se desmoronó defensivamente, Vildoza (35 puntos hasta ahí) volvió a liderar a su equipo y provocó que la defensa se derrumbara. Encima, Clark se abrió, anotó y le dio volumen de juego, al que se acopló Flor, figura en el tercer juego y Quilmes completó 5-7 en triples.

Con todo a favor, el local se potenció, supo sacar ventajas atacando el cesto, desafió a los grandes de Bahía y terminó floreándose ante su público, que seguramente lo acompañará en gran número el próximo jueves en el Casanova.

Fuente: La Nueva.

Foto: La Liga Contenidos

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy