Bahía cayó ante Quilmes y habrá cuarto punto en Mar del Plata
Imprimir E-mail


Con el alma y el corazón, sabiendo que el partido era a vida o muerte, Quilmes sacó adelante un durísimo partido y derrotó a Bahía Basket por 92 a 87, para ponerse 1-2 en la serie de cuartos de final de la Conferencia Sur de la Liga Nacional de Básquetbol. El lunes (21 horas) buscará empatar para definir todo en un quinto juego en Bahía Blanca, el jueves.

Eric Flor, con 34 puntos (7/13 dobles, 4/9 triples y 8/8 libres), fue la gran figura del "Cervecero" (también tomó 6 rebotes). Pero el equipo, cada uno en su rol, asomó la cabeza para no caer psicológicamente e imponerse a las bajas en los últimos minutos de Vildoza, Basualdo y Enzo Ruiz, ausentes por cinco faltas.

El cuarto inicial fue intenso, parejo, marcador cambiante y con dos equipos que mostraron flaquezas defensivas.  Sin poder entrar a la pintura, Quilmes estuvo fino desde el perímetro (5 de 7). A los 5 minutos igualaban en 13 puntos, con dos “bombas” de Ivory Clark para los marplatenses. Como en toda la serie, Anthony Johnson hizo de las suyas para Bahía Basket (5 puntos), junto a Durrel Summers (6). El equipo de Bianchelli estuvo inteligente para mover la pelota, y buscar los mejores lanzamientos. Pudo correr la cancha, aunque recayó en 6 pérdidas, 4 de ellas de Eric Flor. Con una bomba de Ruiz, el local cerró al frente 24-21.

Pero el segundo período fue distinto y los marplatenses empezaron a correr de atrás de su rival, que sacó a lucir sus dotes de equipo. Máximo Fjellerup tuvo un buen ingreso desde el banco, y se destapó Lucio Redivo, que había sido contenido en el cuarto inicial. Entre ambos, anotaron 19 de los 25 puntos de Bahía Basket en el cuarto. El equipo de “Sepo” Ginóbil empezó a lastimar desde el perímetro (4 de 8), y en base a su juego de pases supo encontrar huecos en la pintura marplatense para tomar lanzamientos. A falta de 3m26s para el descanso, un triple de Corvalán dejó a la visita 39-31 y obligó al segundo minuto solicitado por Bianchelli. Su equipo no podía imponerse en la pintura ni con Basualdo (junto a Vildoza llegaron a las 3 faltas tempranamente) ni con Eslava, y bajó considerablemente su porcentaje exterior (1 de 7). Con una arremetida de Flor, Quilmes se finalizó abajo 40-46.

El tercer tuvo a un elenco marplatense corriendo nuevamente de atrás en casi todo el parcial. Bahía Basket contó con un Jamaal Levy indetenible con sus tiros cortos en una pintura accesible (11 puntos). A 5m40s se acercó con un doble de Vildoza (52-55). La visita anotaba con comodidad, y Eric Flor (10 puntos en el cuarto) tuvo una seguidilla con triples y penetraciones , que sumado a un breve buen pasaje de Basualdo y Eslava, llevó al local a igualar en 65, faltando 1 minuto. Bahía, con Levy y Jasen culminó al frente por cuatro (65-69).

Quilmes luchó el cuarto final como debía hacerlo: con garra, concentración, y defensa. Ofensivamente, Eric Flor siguió siendo el estandarte y en menos de dos minutos el local empató el juego en 71. Bahía Basket ya no se mostraba cómodo, no tenía fluidez y tomaba tiros en apuro.

Pero el conjunto de Bianchelli estaba complicado con las faltas, y en dos minutos perdió nada menos que a su “as”: Luca Vildoza, cuando todavía faltaban 6 minutos de partido. Sin embargo, su equipo adentro respondió con un parcial de 10-0, con triples de Ruiz y Robinson que enloquecieron al estadio. Así, el “Tricolor” pasó al frente 83-76.

Tras el tiempo muerto solicitado por Ginóbili, Bahía Basket se rearmó y logró igualar en 83, perdiendo en el camino a Iván Basualdo por cinco faltas. Flor y Ruiz pusieron al frente a su equipo nuevamente, pero este último también dejó la cancha por infracciones, faltando 1m31s para el cierre (87-83).

Pero Quilmes defendió con uñas y dientes. Adentro Maciel. Y Bahía Basket falló desde el perímetro (Redivo, 0/4) y desde la línea estuvo muy poco efectivo (Johnson y Corvalán no aprovecharon sus lanzamientos). A falta de 26 segundos el local ganaba 89 85, y Flor perdió la pelota en la mitad de la cancha (su novena pérdida en la noche). Y Bahía, tomando tres rebotes consecutivos, con Summers se puso a tiro (89-87). Pero con la posesión a su favor, faltando 13 segundos, le hicieron falta a Flor y a la figura de la noche no le tembló la mano, metió los dos libres y el pueblo “Cervecero” festejó una victoria gigante, con la presión encima, jugadores que fueron quedando en el camino, pero con el alma firme e intacta para seguir con vida.

Quilmes (92): Luca Vildoza 10 (x), Eric Flor 34, Enzo Ruiz 16 (x), Ivory Clark 10 e Iván Basualdo 9 (x) (FI); Tracy Robinson 9, Ariel Eslava 3 y Maximiliano Maciel 1. DT: Javier Bianchelli.

Weber Bahía Basket (87): Facundo Corvalán 11, Durrel Summers 8, Lucio Redivo 17, Jamaal Levy 20 y Anthony Johnson 10 (FI); Hernán Jasen 9, Máximo Fjellerup 11,Ariel Ramos 1, Martín Fernández 0. DT: Sebastián Ginóbili.

Parciales: 24-21, 16-25 (40-46), 25-23 (65-69) y 27-18.

Árbitros: Pablo Estévez, Leonardo Zalazar y Alejandro Zanabone.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy