Bahía derrotó a Ferro y sigue invicto
Imprimir E-mail


Uno de los duelos más atractivos del Sur podía verse este martes en Caballito. El único invicto (Bahía Basket, sin Jasen -Ginóbili rotó el equipo-) contra Ferro, tercero con una sola derrota, justamente ante los bahienses de visitante. Después de una segunda mitad fenomenal en defensa, los bahienses mantuvieron el invicto y se llevaron un enorme triunfo por 69-59 (33-19 en el ST). Redivo fue el goleador con 16.

Difícilmente Bahía podría haber hecho peor las cosas en el primer cuarto. Es cierto que Ferro defiende muy bien y con intensidad, pero Bahía erró todos los caminos. No se pasó rápido la pelota para aprovechar su velocidad, perdió 7 pelotas y tiró pésimo (5/19, 27%). Así y todo, un triple sobre la bocina de Ramos le permitió irse 20-12 abajo, apenas. Negocio.

Ferro hacía su trabajo de siempre: repartir responsabilidades desde el criterio de Balbi, juego interior con Alessio y Clemente y una defensa criminal. Bahía no tenía respuestas, y eso duró unos tres minutos del segundo cuarto, cuando pasaron dos cosas: empezó a mejorar la puntería (sobre todo Redivo, con 2 triples seguidos) y a defender un poco mejor, lo que le permitió correr, su gran virtud.

El problema de la visita fue su regularidad. Nada de lo bueno le duraba mucho. Varios minutos estuvo sin pérdidas y se puso a 3 (29-26). Volvió a caer en los errores con el balón (al tiempo que Balbi tomó el control ofensivo y Alessio se hizo importante de frente al cesto), y quedó otra vez 10 abajo, pero ya estaba más confiado, por lo que no extrañó que se recuperara de nuevo y se fuera al descanso 4 abajo (40-36).

El tercer cuarto fue otra historia. Bahía se terminó de dar cuenta de cómo tenía que jugar. Primero, defender, porque si no no tenía chances. Luego no perder pelotas y finalmente correr. Cumpliendo esas tres cosas, a Ferro se le iba a hacer muy difícil, como ocurrió. Bahía tuvo dos nombres clave en esa mini racha de 13-4: Corvalán y Redivo, ambos con 5 puntos. Johnson había empezado a recibir algo más de juego (fundamental para tenerlo contento), y con eso se escapó por 7 (44-51).

De todos modos no había un claro dominador. Ferro empezó a complicar defensivamente la circulación de balón de su rival, atacó más profundo y de esa manera emparejó de nuevo el juego, para irse al último descanso en tablas: 53-53.

El karma que había tenido Bahía en el primer cuarto con las pérdidas ahora lo tenía Ferro, que sumaba 18 apenas iniciado el último cuarto. Castiñeira, 4 abajo, mandó de nuevo al campo a Alessio primero, y a Balbi después, pero pareció un poco tarde, porque Bahía, aún muy inestable ofensivamente, se adueño de su tablero con Vaulet, Johnson y Levy (el panameño siempre hace lo que el equipo necesita). Los locales fallaron sus primeros 9 tiros del último período, y eso fue letal.

Entró encima en problema de faltas, por lo que tuvo que ir a buscar dar vuelta el juego con un equipo alternativo (Balbi, Tantos, Arn, Alessio y Cuello). Duró poco. Castiñeira buscó otras opciones, pero ninguna le dio resultado. Bahía terminó ganando 69-59 por su tremenda defensa del segundo tiempo, en donde permitió solamente 19 puntos (6 en el último cuarto) y 7/26 de cancha (27%). Redivo, con 16, fue el goleador, pero a la larga la mayoría rindió. Johnson se sumó en la segunda parte y terminó con 14 y fue uno de los 3 que tomó 9 rebotes (con Levy y Vaulet), otro rubro clave que ganó Bahía (42-29).

 


Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy