Bahía lo destrabó en el final y se quedó con un enorme triunfo ante Quimsa
Imprimir E-mail

Weber Bahía Basket ganó un partido muy trabado ante Quimsa, por 73 a 69, estirando a 15 los juegos ganados de manera consecutiva en el Osvaldo Casanova.

Fue luego de batallar por largo rato contra la diferencia. Es que Bahía estuvo mucho tiempo por detrás, con una ventaja de -6/10. Pero el local tuvo una carta inesperada. Hasta el 2C, Lucio Redivo (25) no había sobresalido más que en el arranque del juego. Pero en el segundo tiempo se cargó el equipo al hombro. El bahiense comenzó a conectar sus disparos y se fogueó de buenos tiros para calentar la mano.

Y en el cierre dio la nota. Lucio anotó un doble para pasar al frente, recuperó el balón (con ayuda de Whelan) y clavó un triple a una mano para descontrolar al Osvaldo Casanova.

Bahía arrancó con fuerza. En menos de 1min30 ya había anotado una racha de 6-0 y forzó el tiempo muerto de Santander. El buen momento se extendió a 10-4. Pero, a partir de allí, el local no supo responder ante la reacción rival. Es que Quimsa pasó a zona y la rotación se nubló a la hora de atacar. Los de Santiago del Estero igualaron el juego y mantuvieron la paridad (16-14).

El local volvió al campo a pura bomba. Una de Ramos y otra de Fjellerup ayudaron a que Bahía esté en juego. Pero al equipo de Ginóbli le costó mucho mantenerse en partido, porque el rival fue realmente fino a distancia. Además, Weber Bahía seguía con problemas para atacar la zona y el partido se le tornó cuesta arriba hacia el entretiempo (34-41).

Con Johnson mejorando en la línea, la diferencia en el tanteador no varió. Quimsa siempre estuvo al frente con una diferencia superior a las 6 unidades. Bahía no conseguía defender el perímetro, centrando la atención en García y Jackson. Los de Santander plantearon un buen juego para seguir al frente 58 a 50.

Pero Bahía tuvo una reacción inigualable. Fue en los últimos 5min., después de quedar relegados por 10 puntos de ventaja. Ahí, en ese momento, el equipo de la ciudad cambió el chip. Redivo abrió el aro en un segmento soñado (¡20 puntos!), individualmente hablado.

El bahiense se puso el equipo al hombro en ataque. Tomó decisiones a distancia y ejecutó. Además, el equipo mejoró su defensa de gran manera, secando al rival y provocando muchas dudas de cara al cierre.

Un triple de García a menos de 1 minuto parecía sentenciar la historia para los de Santiago, pero Levy no dudó. El de Panamá tomó el tiro de 3pts. a 45° y a la carrera, dejando a Bahía a una unidad, con 32.8 segundos.

Luego, el local volvió a conseguir una buena defensa y, después del tiempo muerto de Ginóbili, se mostró la mejor cara del equipo.

Una combinación en equipo hizo que Lucio tenga el tiro, desde la línea, en soledad. El bahiense no solo convirtió, sino que recuperó el balón (con gran ayuda de Whelan) y clavó una bomba a una mano con el partido terminado (73-69), desatando la locura en el Osvaldo Casanova.

Síntesis

Weber Bahía Basket (73): Gastón Whelan 7, Lucio Redivo 25, Juan Pablo Vaulet 8, Jaamal Levy 8 y Anthony Johnson 11 (fi). Máximo Fjellerup 8, Francisco Filippa 3, Martín Fernández 0, Santiago Vaulet 3 y Ariel Ramos 3. DT: Sebastián Ginóbili.

Quimsa (69): Nicolás Gianella 5, David Jackson 15, Rodrigo Haag (x) 0, Damián Tintorelli 12 y Robert Battle 7 (fi). Lucas Pérez 11, Diego García 9 y Emiliano Martina 0. DT: Silvio Santander.

Parciales: 16-14, 18-27, 16-17 y 23-11.

Árbitros: Javier Mendoza y Diego Rougier.

Estadio: Osvaldo Casanova.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy