Regatas se quedó con un partidazo ante Bahía: 80-78
Imprimir E-mail


CORRIENTES--Regatas se quedó con una gran victoria en su casa ante Bahía Basket por un sufrido 80-78. En un partido de trámite cambiante y con tintes que favorecieron a uno u otro equipo, el cuadro correntino logró un triunfo clave en el José Jorge Contte y ahora parte a jugar las semis de la Liga de las Américas con el ánimo en alza.

Pensando en la competencia internacional, Nicolás Casalánguida decidió resguardar varios jugadores y optó por darle muchos minutos a los pibes. Quinteros no jugó, mientras que Hopson, Espinoza y Sommerville descansaron durante toda la primera mitad. Con ellos sin tanta participación, Nicolás Brussino fue la figura del local tras anotar 18 puntos. Por su parte, el goleador de la noche estuvo en el sector bahiense, con Diego Gerbaudo convirtiendo 19 unidades.

Desde el inicio del partido Regatas le dio mucha participación a sus jugadores más jóvenes. Con Hopson, Quinteros, Espinoza y Sommerville siendo preservados y arrancando en la banca, el equipo correntino sacó diferencias a través de dos pibes como Arengo y Brussino. Sus triples y la efectividad desde el perímetro fueron claves, y en un abrir y cerrar de ojos los locales tomaron una rápida renta de diez unidades (19-9) en los primeros seis minutos.

Ante ese empuje del anfitrión, Sebastián Ginóbili pidió urgentemente un tiempo muerto para reorganizar a su equipo. Sin embargo, a pesar de que Bahía Basket se puso a ocho tantos (21-13), Regatas volvió a desequilibrar nuevamente. Los correntinos no tuvieron demasiados problemas, Brussino pasó por un gran momento y de su mano desprendió mucho gol para opacar a los bahienses (el santafesino anotó 9 puntos). El primer periodo se cerró 29-15 a favor del dueño de casa.

Dos triples de Gerbaudo permitieron que Bahía recorte levemente la brecha y se ponga a diez tantos (31-21). Sin embargo, a la visita le costó mucho frenar el juego rápido de Regatas, que estuvo más claro en el contragolpe y usó bien los rompimientos. Los correntinos no estuvieron tan claros como en el arranque del partido, pero al menos mantuvieron cierta ventaja en el score.

Bahía fue limando la distancia poco a poco. Con errores pero aprovechando la merma ofensiva de Regatas, el equipo bonaerense fortaleció su defensa y arriba se apoyó en los triples de Cantón y Gaskins para ponerse a tan solo cuatro tantos (33-29). Casalánguida pidió un tiempo muerto, pero no hubo efecto reacción en su equipo y Bahía no tardó en darlo vuelta de la mano de Byró: 35-33 tras dos bombas del escolta.

A pesar de la remontada de Bahía, el banco de Regatas no se movió y no utilizó ni a Hopson, Quinteros, Espinoza y Sommerville. Pero lo más importante por el lado correntino pasó por la lesión de Salles, que tras un choque quedó tirado en el suelo tomándose la rodilla izquierda (zona donde había sufrido un esguince que lo alejó de la competencia durante todo enero). Los gestos del dolor del base asustaron, y el jugador debió salir del campo con la ayuda de sus compañeros.

Con Arengo y Zurbriggen Regatas lo dio vuelta a pocos segundos de entrar en el entretiempo (38-37), pero en la última jugada del segundo cuarto aparecieron Vaulet y una muy buena jugada personal que terminó con conversión. El pibe cordobés puso a Bahía nuevamente al frente, por la mínima de 39-38 al ingresar al descanso largo.

El primer tiempo se puede resumir tranquilamente en dos partes: un periodo inicial donde Regatas dominó con un buen inicio de Brussino, Arengo y Rollins hasta llegar a sacar una máxima de catorce unidades, y un segundo parcial donde Bahía se recuperó en base a la defensa, apoyándose en el pase extra y una ráfaga de triples. En el balance el partido tuvo el mismo matiz que el resultado del momento: muy parejo.

Para el complemento Casalánguida decidió enviar a la cancha a sus principales figuras. Con Hopson, Sommerville y Espinoza en el parquet de juego, el equipo correntino salió con el objetivo de empezar a liquidar la historia. Sin embargo no fue fácil, porque Bahía le opuso una resistencia importante y durante los primeros minutos se mantuvo en partido gracias a los puntos de Rasio y Gerbaudo.

Cada vez que Regatas quiso escaparse en el score aparecieron conversiones bahienses que mantuvieron el juego muy parejo. La visita hizo un gran trabajo de la mano de Levy, continuando un poco la fundamental tarea que había hecho el extranjero en el sector defensivo del segundo cuarto. No obstante, los correntinos amenazaron a cada momento.

La balanza empezó a inclinarse levemente en los últimos tres minutos del tercer segmento. Sommerville fue partícipe de dos bombazos importantes que le dieron a Regatas una diferencia de siete puntos (59-46). Bahía Basket quiso arrimarse y descontó con un doble de Vaulet, pero una nueva bomba de los correntinos (ahora vía Hopson) le dio más aire al conjunto local: 59-51 antes de entrar al último parcial.

Ese despegue que Regatas había conseguido en el cierre del tercer cuarto tuvo continuidad en el siguiente episodio. Otra vez, de la mano de Sommerville y Hopson, el dueño de casa volvió a escaparse en el marcador y sacó una veloz ráfaga de 7-0 en dos minutos para sacar una brecha de quince unidades, una diferencia de quince unidades que pareció ser determinante (66-51).

Sin embargo, Bahía Basket siguió buscando y de a poco se metió nuevamente en partido. Con Rasio, la dupla de extranjeros y Gerbaudo, los de Ginóbili volvieron a ser determinantes desde el perímetro y a fuerza de triples se adentraron en la pelea. La presión en defensa fue otro de los grandes valores de la remontada bahiense, que se colocó 71-10 abajo tras una bomba de Gaskins y le puso suspenso a la noche en Corrientes.

Byró, de gran noche detrás de la línea de 6.75m, permitió que Bahía pase al frente por 75-74 tras un nuevo triple. El cierre fue de ida y vuelta, los últimos dos minutos fueron infartantes y ninguno de los dos equipos se dio tregua. Bahía apoyado en sus triples, Regatas impulsado en su potencia física dentro de la pintura y la conducción de Hopson; con distintos elementos cada uno dio lo máximo.

En el minuto final se decidió la historia. Con el partido empatado en 76 Hopson equivocó un pase y se produjo una pérdida fundamental de Regatas a 36s. La visita buscó un triple en la siguiente posesión, Gerbaudo marró el intento y en la recuperación los correntinos fueron a la línea tras recibir una infracción. Si bien Rollins anotó los dos simples (78-76), Bahía volvió a equivocar los caminos y probó un triple de Gaskins que tampoco encontró efectividad. En la contra, Arengo anotó dos nuevos libres, Regatas pasó al frente por 80-76 y el juego se definió a dos segundos del final (Redivo cerró el marcador).

Síntesis

Regatas Corrientes (80): Hernando Salles 5, Juan P. Arengo 10, Nicolás Brussino 18, Andrés Landoni 7, y Hakeem Rollins 12 (FI); Favio Vieta 0, Javier Saiz 2, Alejandro Zurbriggen 2, Phillip Mc Hopson 9, Pablo Espinoza 6, y Marcellus Sommerville 9. DT: Nicolás Casalánguida.

Bahía Basket (78): Diego Gerbaudo 19, Trevor Gaskins 10, Mariano Byró 14, Ariel Eslava 4, y Jammel Levy 6 (FI); Juan P. Vaulet 4, Lucio Redivo 4, Gastón Whelan 3, Lisandro Rasio 9, y Omar Cantón 5. DT: Sebastián Ginóbili.

Parciales: 29/15, 9/24 (38/39), 21/12 (59/51), y 21/27 (80/78).

Árbitros: Pablo Estévez y Oscar Martinetto.

Estadio: Regatas Corrientes.

Fuente: basquetplus.com

Foto: Prensa Regatas de Corrientes

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy