Weber Bahía Basket venció a Gimnasia Indalo en tiempo extra
Imprimir E-mail

Weber Bahía se llevó un partido muy complicado ante Gimnasia Índalo 86 a 85 en tiempo suplementario. De esta manera, el equipo de la ciudad partirá a Mar del Plata (se enfrentará a Quilmes y Peñarol) con dos sonrisas e invicto. Bahía había sellado un gran primer cuarto pero el rival se afiló y empató el partido hasta el cierre. Lisandro Rasio tuvo la victoria en sus manos (por medio de tiros libres) pero no logró capitalizarlo. En suplementario fue Rasio nuevamente quien tuvo la chance y Bahía logró aguantar hasta el final. El goleador fue Julio Mázzaro con 20 puntos y 3 asistencias.

La primera mitad del cuarto era muy pareja. Bahía tomaba distancia 6-2 pero sin dar respiro el rival arrimaba. A partir de allí, el local ajustó la defensa y fue una aplanadora en ataque, marcando un parcial de 12 a 4 rotando el banco (primero Cantón y Thomas para renovar la pintura y luego Whelan y Redivo en el perímetro). Manteniendo la racha, los de Ginóbili gobernaban 18 a 10.

El local seguía en sintonía en los primeros minutos del segundo cuarto, sacando una diferencia de 11 puntos para aminorar el ritmo. Precisamente ese "descanso" permitió que Gimnasia resurgiera con un 8-0 que lo dejaba expectante en el tanteador. La vuelta de Gerbaudo y Eslava, sumado al gol de Mázzaro hizo que Weber Bahía retomara la luz de 9 unidades. En los 3 minutos finales la visita fue más. Comenzaba a sincronizar en ofensiva y secaba al local para quedar a uno de igualar. Los de Ginóbili lideraban por la mínima, 31-30.

Bahía buscaba la variante en los primeros minutos del segundo tiempo. Whelan, Redivo y Cantón entraban para un cambio más profundo, logrando un perfil de juego veloz y explosivo para complicar al rival. Así, en 1m20s Bahía capitalizaba un 6-0 que le devolvía la posta, buscando tomar las riendas de juego. Las bombas de Lucio Redivo, sumadas a las de Whelan, quien aseguraba la conducción, permitían que Bahía mantenga la paridad en los números y se perfile hacia el cierre arriba 52 a 50.

El cierre y como los dos cuartos anteriores, la diferencia fue escasa. Gimnasia había tomado 4 puntos de distancia y Bahía comenzaba a correr desde atrás buscando invertir el resultado de cara al cierre. En los tres minutos finales el cotejo se puso doble a doble. Con mucho roce y poco básquet, el local encontraba la salida en Mázzaro que, con una bomba, dejaba a su equipo a uno de igualar. Cantón mantenía a su equipo sobre el empate. El pivot recibía y anotaba un triple en soledad luego de una salida lateral que dio sus frutos. Perdiendo por uno, Bahía tuvo la bola a 22.2 segundos, luego de Diego Gerbaudo lograra recibir la infracción en ataque. En esa ofensiva, Rasio recibió la falta y fue a la línea con la chance de ganarlo. El ala-pivot anotó 1-2 y Bahía forzó el suplementario luego de igualar en 70.

Los 5 minutos finales no permitieron que el cotejo se quebrara. El poco juego siguió siendo protagonista y la paridad en el tanteador no aparecía. A falta de 2:26, Gerbaudo anotaba un triple y, en una protesta anterior, Gonzalo García salía expulsado luego de dos faltas técnicas. Julio Mázzaro se encargó de anotar 2-2 en libres y en la reposición anotar un doble y bonus, poniendo a Bahía 82 a 76 a 1:56. Cuando parecía que el partido había llegado a su fin, una reacción de Gimnasia, acompañada del bajo porcentaje en libres y una mala salida de fondo del local, puso el partido parejo. Nuevamente Lisandro Rasio tuvo el cierre en sus manos. Con el partido 86-85 el ala-centro pudo cerrar el partido desde la línea pero falló los dos y Gimnasia tuvo que correr la cancha en 7 segundos, sin poder anotar. Bahía ganó 86 a 85 y se va a Mar del Plata invicto.

La próxima cita en el Osvaldo Casanova será el viernes 10 de Octubre frente a Ciclista de Junín.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy