WBE venció a Lanús en un final dramático
Imprimir E-mail
En un final dramático, Weber Bahía Estudiantes derrotó a Lanús por 75-74, en partido correspondiente a la vigesimocuarta fecha de segunda fase de LNB.

Gracias a un cierre fantástico de Pepe Sánchez, y a dos tiros precisos de Juan Manuel Rivero en el cierre -incluyendo un doble largo con 1.9 segundos por jugarse- el equipo de Pablo Coleffi dio vuelta un resultado adverso y cerró un resultado a favor muy importante de cara al último tramo de serie regular.

"Hoy no jugamos bien, pero contamos con un Pepe inspirado en el cierre para quedarnos con el partido. Corrimos de atrás y lo igualamos con actitud. Es muy importante para fortalecernos desde lo anímico de cara a las dos salidas que tenemos ahora", señaló Coleffi en zona de vestuarios. Bahía se prepara para jugar ante La Unión y Unión Progresista fuera de casa.

Los parciales del juego fueron los siguientes: 14-19, 33-34 y 45-50.

Lee Nailon fue el goleador de Bahía con 19 unidades, mientras que Robert Battle se destacó en el Granate con 17.

"Hablamos mucho con Lee luego del partido ante Gimnasia Indalo. Un jugador de sus características no puede jugar 13 minutos y salir por cinco faltas como ocurrió el jueves. Me pone muy contento que haya dado un paso adelante. Lo necesitamos así", agregó el entrenador de Bahía Basket.

Dos triples de William Mc Farlan en el arranque del juego y otro de Lucas Pérez sobre el final permitieron a Lanús sacar una diferencia en el primer cuarto de acción.

La defensa zonal que ejerció Silvio Santander complicó a Bahía que no encontró vías de gol adecuadas para lastimar a la defensa de Lanús. Costó hacerle llegar el balón a Juan Manuel Torres y sólo algunas arremetidas de Williams ayudaron al equipo bahiense a mantenerse a tiro en el marcador.

Lucas Faggiano y Hernán Jasen aportaron con más ganas que juego, pero el juego era defensivo al extremo y muy físico. En ese tono, Lanús sacó ventajas importantes producto de su talla y de su profundidad. El cierre del primer cuarto fue para la visita, 19 a 14.

WBE Lanús
Resultado 75 74
Pace 71,6 71,6
Eficiencia ofensiva 104,7 103,3
efective FG% 50,0 57,8
True sooting 58,8 59,7
% rebotes ofensivos 30,0 20,6
% rebotes defensivos 79,4 70,0
% asistencias 14,0 16,8
% pérdidas 18,2 18,2
Free throws/Field Goals 36,4 15,5
En el segundo cuarto, la aparición de Lee Nailon (ocho unidades) permitió a Bahía pensar que otra historia podía ser posible. El equipo de Coleffi no pudo imprimir nunca un juego fluido y agradable, por lo que tuvo que apostar a una defensa intensa para mantenerse en resultado, con Williams, Devin Davis y Jasen como estandartes.

En ataque, todo tenía que ver con el juego uno contra uno, merced a una gran defensa de la visita. En esa sintonía, Nailon marcó diferencias con su juego de piernas de frente al aro, engañando una y otra vez a los defensores para acercar a Bahía en el marcador.

De todos modos, lo de Lanús era más fluido y entre Lucas Pérez y Fernando Martina (7 puntos en el parcial), la visita logró sacar diferencias. Martina no sólo fue importante en ataque sino también en defensa, controlando de punta a punta a Torres en la zona pintada.

En el cierre del primer tiempo, WBE había logrado, trabajosamente, ponerse a tiro en el resultado, pero luego de un tiro fallado de Nailon la dupla arbitral le sancionó falta técnica por gritar y permitió que Lanús, con dos tiros libres de Patricio Prato, cierre la historia a favor 34-33.

No fue la mejor noche de Torres y con su centro en el banco, Bahía sufrió en el inicio del tercer cuarto con las arremetidas de Robert Battle, quien hizo sentir una y otra vez su diferencia física con Davis.

De la mano de Battle, Lanús logró sacar seis unidades de luz en un partido de score bajo. En el otro costado, la defensa zonal complicó mucho al equipo de Coleffi, que siguió dependiendo de Nailon para mantenerse vivo en el resultado. Sin embargo, lo de Lee pareció insuficiente cuando Pérez, en el cierre del tercer chico, anotó un triple importante para que su equipo escape en el marcador 50-45.

El cuarto de cierre se reservó lo mejor de la noche. Ocho puntos en fila de Prato, sumado al dominio incesante de Battle cerca del aro y al trabajo de los internos de Lanús para cargar al rebote ofensivo, empujó a Lanús a quedar a un paso del triunfo, con una decena de puntos de ventaja a menos de cinco minutos por jugar (60-50).

Fue en ese momento cuando Pepe Sánchez, cargado con una fuerte contractura en su aductor, tomó las riendas del juego y se hizo cargo de su equipo. Un error clave de Lucas Pérez le permitió a Bahía tomar confianza y pensar que el resultado favorable podía ser posible. Le cometió falta a Sánchez con Lanús en penalización y le bajaron una falta técnica por protestar.

En ese momento, con Bahía abajo por siete puntos (55-62), Pepe anotó los cuatro tiros libres y, a la jugada siguiente, Williams aportó un doble largo para dejar a su equipo abajo por la mínima (61-62).

Pepe siguió haciendo de las suyas -finalizó el último período con 15 unidades- tanto para anotar como para asistir a sus compañeros, mientras que Lanús siguió por la vía de Battle en la pintura y apostó a la conducción de Nicolás Laprovittola.

El final fue tan extraño como emocionante: Pepe fue a la línea de libres con 40.6 segundos por jugar y anotó 1-2, para dejar a su equipo a cuatro puntos (70-74).

En la salida, Laprovittola pisó la línea lateral y perdió el balón, dándole una nueva oportunidad a Bahía para acercarse. Pepe Sánchez encontró a Rivero quien, con un tiro en salto en 45 grados, anotó un triple clave para poner a su equipo a uno con 32.6 segundos en el reloj (73-74).

En la jugada siguiente, Laprovittola penetró y Williams le extirpó el balón. Una última ofensiva de ataque estacionado repitió la fórmula del éxito: Pepe encontró a Rivero y el Pitu liquidó con un doble largo para dejar a su equipo un punto arriba (75-74) con 1.9 segundos por jugar.

"Me pone muy contento este cierre. Tengo que decir que lo de Pepe en el final del partido fue fantástico. Por suerte hoy pude anotar dos tiros importantes para que el equipo gane en una noche que no jugamos bien. Ahora hay que pensar en esta doble salida clave, en Formosa y Villa Ángela", señaló Rivero en zona de vestuarios.

Silvio Santander pidió minuto e intentó una ofensiva veloz en la salida lateral. Williams desvió el balón y cuando parecía que era festejo de Bahía, hubo una discusión en mesa de control y se dictaminó que Lanús aún tenía décimas de segundo por jugar.

Fue una salida lateral con cortina ciega para Battle, quien alcanzó el balón pero Torres, en una jugada de sumo sacrificio, desvió el tiro para que el Casanova celebre un triunfo tan sufrido como necesario.

Ahora, WBE, que ganó cuatro de sus últimos cinco partidos en condición de local, afrontará dos juegos importantísimos fuera de casa, ante La Unión de Formosa y Unión Progresista, el venidero fin de semana.



FOTOGRAFÍA: Gustavo Lobos para Prensa WBE

PLANILLA: Asociación de Clubes

ESTADÍSTICAS AVANZADAS: Pablo Bualó para Prensa WBE


Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy