WBE no levanta: cayó frente a Lanús
Imprimir E-mail

Sin chances de triunfo en ningún momento, el albo terminó con un final decoroso: 78 a 64. Así, igual, no le alcanza.

     BUENOS AIRES -- Cantidad de argumentos se podrían enumerar para asegurar que el puntero Lanús es mucho más equipo que el 14º Bahía Estudiantes y, en consecuencia, el final por 78 a 64 a favor del granate, por la 6ta fecha de la segunda fase resulta, al menos, aceptable.

     El problema es que le está faltando siempre algo para poder ganar. Anoche fue el potencial del rival, el viernes pasó por el cierre y así, retrocediendo, se puede puntualizar cada juego. El tema es mirar hacia adelante y poder mejorar, para eso, indefectiblemente tendrá que llegar el tercer extranjero. Así, sin Pepe y con una ficha menos foránea es sumamente complicado cambiar el panorama, por encima de la actitud que están poniendo estos jugadores. Falta recurso humano.

     Y en este contexto, intentando alargar el plantel, Coleffi mandó de movida al pibe Miérez como alternativa en lugar del agotado Faggiano. Una zonita y a ver qué pasa fue la presentación. Claro, enfrente estaba el puntero con todo su potencial.

     El granate aceptó la invitación que le hizo Bahía Estudiantes y le llevó como regalo 5-10 t3 en el 1ºC (2-3 de Lucas Pérez, 2-3 de Prato y 1-1 de Schattmann), que se extendió a 6-11 en 20s del 2ºC (31-12).

     Lógicamente, la efectividad perimetral provocó espacios en la pintura y, con paciencia, Lanús también los ocupó.

     Enfrente, el albo se topó con la mejor defensa por concepto e intensidad de la Liga y la impotencia de no poder lastimar generó apresuramientos, tomando tiros con muchos segundos de posesión por jugar y copiando el ritmo de Lanús, lo cual pagó caro.

     El local abrió más la cancha y alimentó a sus internos y sacó faltas (8-10 t1) aunque fue menos efectivo. En el otro lado, con Faggiano penetrando, Torres aprovechando sus 2m10 y, fundamentalmente, con Ferrini anotando lo que tiró a pie firme (3-3 t3 y 12 puntos en ese lapso), Bahía Estudiantes descontó a 11 (41-30).

     No obstante, era más sacrificio que juego y bajo bandera argentina, porque sus dos extranjeros poco hicieron.

     Metiéndole intensidad atrás --más allá del desorden que generó huecos--, la visita alimentó a Torres para que le juegue a Battle, logró igualar el cuarto (12-12), ante un rival que hizo 2-8 t1.

     Lanús no mermó la defensa, corrió, la diferencia de rotación se hizo indisimulable y, más allá del decoroso marcador (teniendo en cuenta realidades de uno y otro), estaba claro que manejaba el ritmo a voluntad.

     Las caras en el banco de Bahía Estudiantes eran de preocupación. En la cancha, con muuucho esfuerzo se puso a 10 (parcial 12-2) con 1m50 por delante. El tiempo y el potencial le jugaron en contra para no poder evitar la cuarta derrota en otras tantas salidas consecutivas.


FUENTE: La Nueva Provincia

PLANILLA: Asociación de Clubes

FOTOGRAFIA: Prensa Lanús

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy