WBE no pudo con Regatas en Corrientes
Imprimir E-mail
Los correntinos mantuvieron el envión del Súper 8 y sacaron 25 de máxima. El equipo bahiense se hizo "presente" en el juego poco antes de finalizar el tercer cuarto y terminó perdiendo 88 a 83. Se resintió Pepe Sánchez.

La reciente obtención del Súper 8 podían relajar a Regatas... Era, al menos, la esperanza que había en la previa al partido. Y, lejos de eso, el equipo correntino se potenció.

También se abría el interrogante respecto de la reacción de Weber Bahía Estudiantes ante la ausencia de Richard Roby. Y se sintió.

Este combo terminó con un pesado parcial de 62-37, con 3m10 por jugar del 3ºC. Cuando todos querían que rápidamente llegara el final, el juego cambió y la diferencia se le volvió en contra del local, que a falta de 4 segundos se vio arriba sólo 86-83. Lógicamente, demasiado fue lo que hizo el equipo bahiense en esos 13 minutos, para terminar perdiendo 88 a 83, en juego adelantado de la cuarta fecha de la segunda fase de la Liga Nacional de Básquetbol.

Las diferencias de material quedaron expuestas rápidamente. Mientras el equipo de Coleffi intentaba replegarse con los grandes y, a la vez, llegar a los tiradores, el local respondía con conversiones de los lugares donde la manta quedaba corta. Dificilísimo de igualar.

A pie firme, el paraguayo Martínez y Quinteros clavaron 3-5 en triples, mientras Meyinsse hacía desastres abajo: 5-5 en dobles y 3-3 en libres.

Adelante Bahía Estudiantes apostó a las penetraciones y chocó, de todas maneras Pitu Rivero, con 2-2 en triples y 2-2 en dobles, se encargó de disimular las diferencias de juego entre los dos equipos.

Antes de terminar el 1ºC, el local empezó la rotación. Metía miedo. Y con dos triples (Gerlero-Brussino) sacó la máxima hasta ese momento: 38-21. Ahí saltó a la cancha Pepe Sánchez. Con una defensa abierta, Bahía Estudiantes logró afirmarse mejor atrás y, adelante, Fizer forzó el juego en la pintura, para recortar a 11.
No obstante, después de jugar 2m16 Pepe se fue al banco (ver aparte) las pérdidas se multiplicaron y la falta de rebotes (19-9 en el PT y 39-24 final) limitó cualquier posibilidad.

En los dos primeros minutos del complemento Regatas sacó 22 y el equipo era un barco sin timón en medio de la tormenta.

No se veían respuestas anímicas ni de juego. Era un equipo abatido. Lo mejor que podía ocurrir, cuando Regatas estiró a 25 a falta de 3m10 para el cierre del tercero, era que terminara el partido lo antes posible.

Mezclando la vergüenza deportiva de Weber Bahía Estudiantes y la diferencia del local salió un parcial de 30-10 para el equipo bahiense que impensadamente se puso a 5. Y se animó. Estiró la defensa, Miérez fue ideal con su juego revulsivo, se liberó en ofensiva, le tiró la responsabilidad a Regatas y, si bien estampó un parcial de 46-26 en 13 minutos, remó y remó hasta ahogarse a orillas del Paraná.



FUENTE: Fernando Rodríguez para La Nueva Provincia

PLANILLA: Asociación de Clubes

FOTOGRAFÍA: Ligateunafoto.com
Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy