Weber Bahía no gana de visitante
Imprimir E-mail

En su último partido de la segunda fase como visitante, Bahía Estudiantes cayó ante el colista del torneo por 86 a 77. La diferencia terminó siendo digna teniendo en cuenta que llegó a perder por 24.

CORRIENTES -- A pesar del cambio de mentalidad y de mayor actitud defensiva en el complemento, que lo llevaron a un tercer cuarto que cedió sólo por tres puntos y a ganar el último parcial, Weber Bahía Estudiantes repitió el mismo final en un juego como visitante. Anoche se despidió de esta fatídica condición, al menos en la segunda fase de la Liga Nacional y al disputarse la 28va. fecha, con una derrota frente a San Martín de esta ciudad por 86 a 77.

La diferencia terminó siendo decorosa porque un quinteto joven, liderado por Faggiano en la conducción, Enzo Ruiz, Federico Aguerre, Ricky Sánchez y Jerome Meyinsse (máximo goleador y MVP estudiantil) dejó orgullo y sudor en el ST para revertir una pésima primera etapa en la que los correntinos anotaron 55 por ciento en triples y 65 en simples. Lo curioso fue que tanto Pepe Sánchez como Juan Espil (ver aparte) terminaron sentados en el banco de suplentes el segundo y tercer cuarto.

La resistencia que pudo oponer el representativo bahiense en principio estuvo en el primer cuarto. Allí se vio un interesante duelo entre el uruguayo García Morales (5 puntos) y Enzo Ruiz (7). Atacante y defensor. Defensor y atacante. Pero ese uno contra uno los llevó a cargarse de faltas rápidamente y a partir del segundo cuarto creció Ariel Eslava en el local. El ex ala-centro estudiantil ejecutó a la perfección la ley del ex: con 4-6 en dobles en la pintura, comandó la puntuación local e hizo posible el principio del fin, con un parcial de 10-5 en los primeros tres minutos.

Eslava fue, junto con los triples de Ramírez Barrios (3-5 en el PT) inusual goleador para el quiebre de San Martín en el segundo cuarto, para alejarse notablemente en el marcador (47-32, minuto 16) frente a un albo que abolló el aro con 5-15 en lanzamientos de campo.

Sin embargo, a partir del tercero el albo comenzó a descontar. El cambio de actitud en defensa, sostenido con una entrega física al máximo, le dio oportunidades en ataque que Meyinsse (imparable) concretó con su oficio en la pintura. Faggiano fue el motor y Aguerre, Ricky y Enzo contribuyeron silenciosamente a bancar la situación con defensa e intangibles que llevaron a San Martín a perder balones y probar tiros incómodos.

De llegar a verse 71-47 abajo, la visita redujo a 80-75 a 2m14s., pero un par de pérdidas y un cierre más inteligente del local administrando faltas y segundos, privaron a Bahía Estudiantes de sacarse las ganas. Lo intentó.


FUENTE: La Nueva Provincia

FOTOGRAFÍA: Prensa San Martín

PLANILLA: Asociación de Clubes

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy