La Nueva Provincia 7-10
Imprimir E-mail

Marcus Fizer dominó a voluntad cuando el equipo lo necesitó, borrando aquella noche en Río Tercero, donde el local terminó con "uno más".

     Quedó demostrado anoche que Bahía Estudiantes, jugando cinco contra cinco, es superior a 9 de Julio de Río Tercero, al que venció por 84 a 69 en juego correspondiente a la octava fecha de la zona Sur de la Liga Nacional.
     Fresco estaba el recuerdo de lo sucedido en la ciudad cordobesa, donde el local, primero, aprovechó el desconcierto del equipo bahiense y, después, registró un final inolvidable por el grueso error del árbitro Pablo Estévez.
     Esta vez, el partido tuvo dos mitades bien delimitadas entre los primeros 25 minutos y los 15 restantes.
     La ventaja máxima de 22 puntos que consiguió Bahía Estudiantes en dos oportunidades (minutos 3 y 5 del complemento) fue decisiva para, más tarde, amortiguar el golpe que significó haberse visto a solo 7 puntos, con 3m45 por jugar.
     Con Marcus Fizer como eje, el local dominó claramente. Absorbió defensas (llegaron a triplicarlo en una defensa de alto riesgo), las ofensivas --de la mano de Faggiano-- tuvieron fluidez y llegaron los lanzamientos a pie firme de Pitu Rivero (9 puntos en el primer cuarto).
     Como dato, ninguno de los equipos visitó la línea en el primer cuarto, que terminó 24-13.
     Buscando solución a las cargas de Fizer, entró en acción Brezzo quien, al igual que Nelson, tampoco pudo con él. Inclusive, le cometió una falta antideportiva que lo hizo reaccionar y, en una rápida acción arbitral, supieron resguardarlo.
     Poco después, Juan Manuel Torres le dio descanso a Fizer y contuvo a Nelson; la defensa perimetral fue sólida, el equipo corrió, Roby apareció como otra importante opción ofensiva y, con 11-16 en libres, Estudiantes llegó a sacar 21 (en dos oportunidades), con 62 de valoración contra ¡12!.
     En 13 segundos del complemento, Fizer le sacó la tercera a Nelson y Estudiantes tuvo 22 de luz (52-30 y 54-32). La visita salió a la superficie tras tocar fondo. Se soltó, atacó --básicamente con Hornsby-- la permeable defensa local y el tercer cuarto lo ganó 25 a 20, anotando la misma cantidad que en todo el primer tiempo.
     El cansancio de Fizer (recibió 13 faltas), los peligrosos desajustes defensivos y el crecimiento de Nelson devolvieron a la memoria aquella fatídica noche del miércoles 26 de septiembre, como si Estudiantes no hubiera aprendido de los groseros errores.
     Aunque, claro, los aciertos del inicio, más un triple de Rivero y un recupero de Faggiano, que terminó en doble de Fizer, sirvieron para recuperar la calma y dar el envión para, al final, clavar un parcial de 12-4 y sumar, con Redivo en cancha, otro nombre al historial de jugadores que vistieron la camiseta de Weber Bahía Estudiantes.

FUENTE: Fernando Rodríguez

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy