La Nueva Provincia 1-9
Sábado, 01 de Septiembre de 2012 14:26    | Escrito por Bruno Altieri    PDF Imprimir E-mail

A Weber Bahía Estudiantes no le alcanzó la diferencia en la victoria ante los del balneario (77-71) y el trofeo quedó en manos del organizador del triangular, que se completó con Gimnasia (Comodoro Rivadavia). Ricardo Sbrana / Enviado especial a Monte Hermoso
     Weber Bahía Estudiantes se quedó con la victoria ante Monte Hermoso Básket, por 77 a 71, aunque en el contexto de la Copa Ciudad de Monte Hermoso para los albos quedó un sabor semiamargo porque no alcanzó la diferencia que necesitaba de nueve puntos para asegurarse el trofeo.
     El representante bahiense, que continuará su pretemporada en San Cayetano (ver aparte), rindió con los altibajos lógicos de la etapa preparatoria: tuvo buenos momentos, como en el PT, decayó en el tercero y se recuperó en el último.
     Algo más regular y afianzado se lo vio a Monte Hermoso Básket, que a diferencia de Bahía Estudiantes y de Gimnasia, participará en la próxima edición del Torneo Nacional de Ascenso.
     El albo comenzó más efectivo en el primer cuarto y con Faggiano liderando las ofensivas ganó el primero (17-8) ante un errático rival (3-11 en tiros de campo). Sin embargo, el ingreso de Gil en el segundo cuarto marcó el crecimiento del azulgrana, que en el minuto 15 perdía por 26-10. Los triples del escolta (3-6, para un global de 5-10) obligaron a la defensa estudiantil a poner más énfasis en el perímetro, generándose mayor espacio para en la pintura para tránsito y rebotes ofensivos.
     En el tercer cuarto Pepe Sánchez asumió protagonismo ofensivo cuando el albo desnudó confusión y limitaciones, pero la zona de Monte --Barovero, abanderado en el rubro-- y los puntos de Coleman abajo (4-4 en dobles) elevaron a Monte, que logró darlo vuelta en el cierre del período con una seguidilla de triples de Paredes-Cuello-Castets. Y máxima de 52-48.
     Sin embargo, Bahía Estudiantes sacó a relucir su orgullo y con Lucas Faggiano como conductor y guía ofensivo, rápidamente achicó la desventaja. El saludable ingreso de Gonzalo Torre añadió puntos (4-4 en dobles) para concretar un parcial decisivo de 22-7.
     Si bien Monte Hermoso recortó los 11 de desventaja que su rival le sacó a falta de 3m20s. para el final, no le alcanzó para cerrar el combo con una victoria. Enfrente, Blair tuvo la última chance para darle la copa a Estudiantes, pero falló el tiro de tres a 2s. del epílogo.
     Anecdótico. Hoy continúa la preparación.
    
Durley, aprobado

     Anoche pudo mostrarse el estadounidense Jonathan Durley (9 puntos y 7 rebotes) con la casaca de Bahía Estudiantes. Con sus 2m04 es un ala-centro con manejo de la pelota que hasta sale a tirar de tres. Sin embargo, todavía necesita afianzarse en defensa, donde le costó frenar a Coleman. Al margen, ayer quedó en evidencia la necesidad de un centro definido y de un foráneo escolta con poder de gol.

Monte (71)
M. Castets 8
C. Paredes 9
M. Cuello 9
A. Barovero 7
A. Coleman 17

N. Paletta 2
P. Gil 19
F. Marchan 0

DT: A. Alvarez

Weber Bahía Estudiantes (77)
J.I. Sánchez 5
J.M. Rivero 12
G. Blair 12
V. Baldo 8
J. Durley 9

L. Faggiano 17
J.M. Torres 3
G. Torres 8
L. Redivo 1
M. Miérez 2

DT: P. Coleffi


Cuartos. Monte, 8-17, 26-32 y 55-51.
Tiros libres. Monte, 13-25 y Estudiantes, 13-19.
Cinco faltas. Durley (E).
Arbitros. Alejandro Ramallo y Javier Sánchez.

 
La Nueva Provincia 27-8
Lunes, 27 de Agosto de 2012 13:13    | Escrito por Bruno Altieri    PDF Imprimir E-mail

Buen debut de Blair, el estadounidense nacionalizado jamaiquino. No jugaron Pepe Sánchez (carga muscular), Federico Ferrini (lesión en una rodilla) y Jonathan Durley (intoxicado).

     Los 25 puntos (2-5 en t3, 6-11 en t2 y 7-7 en t1) de Garfield Blair, acaso fue la mejor noticia del día para Bahía Estudiantes. En una victoria anecdótica sobre Alianza Viedma, por 88 a 82, el equipo de Coleffi --hizo de local en Olimpo-- sufrió tres ausencias, dos de ellas inesperadas, en otro juego preparatorio, de cara a la temporada 2012-2013 de la Liga Nacional.

     Lo más preocupante de la jornada fueron los síntomas de apendicitis que mostró durante la tarde Jonathan Durley, que derivaron en la internación en el Hospital Municipal --estuvo en observación y con suero--, diagnosticándole finalmente intoxicación (manifestó que había comido empanadas de muzzarela).

     Pepe Sánchez, cargado muscularmente, vio el juego desde afuera y trabajó con el kinesiólogo Leandro Amigo.

     Mientras que el doctor Guido Giuliano, una vez concluido el partido, revisó a Federico Ferrini y hoy observará detenidamente la resonancia, aunque se mostró optimista en cuanto al resultado de la lesión en la rodilla izquierda.

     Con estas bajas, Bahía Estudiantes puso en cancha lo --poco-- que le quedaba.

     Blair, que jugó los 40 minutos, es explosivo, ordenado, va para adentro, a pie firme no tira demasiado (acaso lo que más necesita el equipo), pero tampoco es malo su lanzamiento. Defensivamente se lo vio un tanto desorientado, como al resto del equipo. Positivo para el contexto en el que debutó.

     Lucas Faggiano estuvo sólido en la conducción, a Juan Manuel Rivero se lo noto todavía duro y con poco gol (1-7 en t3), Víctor Baldo estuvo activo, ágil físicamente y colaborando, atrás y adelante.

     Mientras que Juan Manuel Torres sacó ventaja con su talla, contuvo a Brizuela o Barrios (3 tapas) y metió 10-10 en libres. Tendrá que poner atención en las faltas y no abusar del uno contra uno de espaldas, acaso, anoche forzado porque el equipo generó poco juego para él.

Descanso y presentación

     El plantel de Bahía Estudiantes tendrá jornada libre hoy y mañana, a las 10.30, será presentado en una conferencia de prensa, en el local de Codimat.
     Lo mismo sucederá hoy en la capital rionegrina con Alianza Viedma, desde las 11.30. Participarán el gobernador Alberto Weretilneck, a quien acompañarán autoridades provinciales, municipales y del sector privado.
     Respecto del rendimiento de Alianza, dejó una muy buena imagen en nuestra ciudad. Pudo correr, luchó abajo y cuando no abusó su tiro de tres puntos le dio rédito (hizo 5-5 en 6m10 del tercer cuarto). Será un equipo con variantes. Anoche aprovechó una defensa permisiva.

 
La Nueva Provincia 14-6
Jueves, 14 de Junio de 2012 14:45    | Escrito por Bruno Altieri    PDF Imprimir E-mail

El escolta santafesino Juan Manuel Rivero --27 años y 1m91-- se convirtió en flamante refuerzo de Bahía Estudiantes para la próxima edición de la Liga Nacional de Básquetbol, en lo que será su segundo ciclo en la entidad, ya que estuvo en la temporada 2008-09, promediando 13,6 puntos.
     El Pitu, quien formalizó contrato por una temporada, viene de jugar, como refuerzo temporal, en Gremio de Mogi das Cruzes/Sanifill, club con el cual consiguió la Súper Copa de Brasil al derrotar al Palmeiras.
     En Argentina, la última institución en la cual jugó Rivero fue Atenas de Córdoba. En el club del barrio General Bustos estuvo presente en 45 partidos con 8,2 puntos y 2,1 rebotes de promedios.
     "Es un tirador que necesitábamos. En la ciudad ya lo conocen y esperamos que nos dé muchas alegrías en la temporada entrante. Vamos a tener un equipo combativo, con carácter", señaló Juan Espil, director deportivo de Bahía Básket.
     Hasta el momento, el plantel que dirigirá a partir de esta temporada Pablo Coleffi está integrado por Rivero, Juan Ignacio Sánchez, Lucas Faggiano, Juan Manuel Torres, Federico Ferrini y Víctor Baldo.

Esperan por Pancho.
El domingo llegará a la ciudad Hernán Jasen, a quien la dirigencia espera ansioso para hablar de su posible retorno al país. Pancho, a la distancia, ya aseguró que de jugar en la Liga Nacional lo haría en Bahía. Es, sin dudas, un paso adelante.

Picatto, DT de Obras

     Finalmente, la dirigencia de Obras decidió contratar al entrenador Gabriel Picatto.
     El técnico dirigió las últimas temporadas en La Unión de Formosa, y era una de las posibilidades junto al español Jesús Mateo y al ex jugador Marcelo Nicola.

Bulfoni, a Atenas

     El escolta Javier Bulfoni, tras jugar 10 años en distintos clubes de España, llegó a un acuerdo para sumarse al plantel de Atenas de Córdoba.
     El santafesino, de 35 años y 1m92 metros de altura, se convirtió en la octava ficha mayor de Atenas, luego de acordar su incorporación por una temporada.

 
La Nueva Provincia 16-8
Jueves, 16 de Agosto de 2012 13:00    | Escrito por Bruno Altieri    PDF Imprimir E-mail
El equipo liguero venció al Chivo, por 72 a 50. El partido le sirvió a los dos. Se fueron todos contentos.

     Un golpe de espaldas de Marcus Sikes tras un amague de Federico Ferrini fue lo más espectacular de la noche. El "árbitro" Alejandro Montecchia pitó falta del local: "Me parezco a Alagastino", bromeó el Puma.
     Con seriedad y ritmo de entrenamiento jugaron cuatro cuartos de 10, con victoria final para Bahía Estudiantes sobre Liniers, por 72 a 50.
     "La actitud fue buena y las intenciones de jugar también. Nos tenemos que ir conociendo entre todos", dijo Pablo Coleffi.
     El propio Pocha se mostró ocurrente en un par de minutos: "Pepe, ¿querés una brújula?", le preguntó al base, quien estaba un tanto perdido con los sistemas.
     Otra, a Torres, dibujando en la tablita: "Vos acá (en línea de tres) sos Pablo Coleffi cuando jugaba, es decir, un perro; acá (en el tiro libre) más o menos y acá (debajo del aro) Shaquille O'Neal".
     El ausente --con aviso-- fue Juan Espil, que estuvo entrenando en la semana con Liniers, pero anoche se sentó detrás del banco visitante, ocupando su puesto de director deportivo.
     "Me duelen mucho las rodillas", argumentó, abriendo un signo de interrogación respecto de la posibilidad de jugar el torneo local.
     Mientras tanto, el profe Omar Correa recordaba que trabajó con el histórico arquero Adrián Echeverría en sus inicios y cuando se retiró.
     "Quiero hacer lo mismo con él", reconoció Correa, preparador físico de Liniers, en alusión a Juan.
     "Me acuerdo cuando me daba los planes de trabajo para correr en la playa. Y acá (en Liniers), salíamos por Alem hasta la ruta y volvíamos por Zelarrayán", recordó Juan.
     "Bueno, vos Daniel, estabas también", le apuntó Espil a Frola, técnico del albinegro.
     --Daniel, ¿estás esperando que se sume al plantel?
     --Juan va a jugar el día que se sienta bien. O por ahí no va a jugar...
     --¿Qué decís Juan?
     --Tenía ganas de jugar, pero me están matando las rodillas. Voy a tener que fortalecer los cuadriceps.
     --Daniel, ¿te sirvió el nivel que alcanzó Juan para ponerlo siempre como referente?
     --Seguro. Siempre buscó otras cosas. Y no lo hacía por la plata, porque en esa época no había profesionalismo.
     --¿A qué edad me agarraste Daniel?
     --En minibásquet. Me fui y volví, pero jugamos todos los Provinciales y Argentinos desde Mini a Juveniles.
     --Juan, ¿qué notabas diferente en él?
     --Rompía las b... con el video y la casetera, je.
     --Un día, fuimos a tomar una Coca a Universitario y le dije: "Juan, vos confiá en la herramienta que te dio Dios. Con eso vas a llegar lejos".
     --También me dijiste: "Estás cerca de tener que tomar una decisión, si vas a tratar de seguir avanzando en el básquet o que rumbo pensás tomar...".
     --A los dos años llegó Daniel Allende y me dijo: "Juan, vos podés ganar un departamento cada dos años".
     --¿Por qué tantos jugadores fueron grandes como Juan? Porque el sentido era inverso: podían ganar algún dinero, pero no buscaban el dinero por jugar bien.
      --Daniel, cierro con otra frase tuya: "Antes dirigíamos porque nos gustaba y, a veces, algo nos pagaban. Ahora muchos dirigen porque les pagan y algo les gusta".
     Por todo esto, anoche en el Hernán Sagasti se disfrutó de algo más que un simple encuentro entre amigos...

 
La Nueva Provincia - 22-4
Domingo, 22 de Abril de 2012 11:25    | Escrito por Bruno Altieri    PDF Imprimir E-mail

Lo que dejó la segunda experiencia en el proyecto que lidera Pepe Sánchez. La ciudad recuperó mucho más que su nivel en la Liga Nacional de Básquetbol.

Por Fernando Rodríguez

     La cena del viernes, donde se congregó el plantel y la organización de Bahía Estudiantes, sirvió para cerrar la segunda temporada de la Liga Nacional de Básquetbol.

     Con la reciente eliminación en cuartos de final ante Peñarol, la cual determinó, a la vez, el retiro profesional de Juan Alberto Espil, se comenzó a mirar por el espejo retrovisor, viendo lo mejor y peor de la 2011-2012.

     No hay dudas que, en un todo, el resultado fue altamente satisfactorio. La organización consiguió "el título" --ganó por segunda temporada el premio a la mejor dirigencia-- y, deportivamente, se puede decir que perdió la final, más allá de haber finalizado dos instancias antes.

     En la 2010-2011, Bahía Estudiantes quedó afuera en el primer playoffs (3-2 ante Quimsa, después de estar 2-0 arriba). Por lo tanto, subir otro escalón era indispensable para no hablar de fracaso deportivo, cuando se había armado un plantel con mayores aspiraciones. Y lo logró.

     La primera fase fue excelente, terminando segundo en la zona Sur e iniciando tercero cuando se reagruparon los 16 equipos.

     El arrastre de 12 puntos resultó determinante para equilibrar los pésimos resultados conseguidos como visitante (1-14) en la segunda fase. Eso, sumado a la fortísima localía (12-3 en la segunda parte y 21-4 en el global), le permitió escaparle a la zona permanencia y colarse undécimo.

     Ya en playoffs dio el golpe, ganándole los dos juegos de visitante a Sionista, a pesar del preocupante antecedente con que llegó a Paraná: 14 derrotas consecutivas afuera de Bahía.

     Fortaleciendo ese logro, en nuestra ciudad barrió a Sionista y se cruzó en el camino con el rival más temible: Peñarol, el bicampeón.

     Había datos alentadores (un triunfo en Mar del Plata --en dos juegos-- y derrota por un punto en el Súper 8, más otra victoria en la ciudad --en dos partidos--).

     La serie comenzó con un demoledor triunfo milrayita, en el segundo Bahía Estudiantes logró meterse en juego y perdió por 4. Ya en nuestra ciudad, se dio el gusto de estirarla a un cuarto juego.

     Y ahí se produjo la explosión. Un partido que, por el contexto en el que se desarrolló, quedará grabado para siempre. Podía significar el retiro de Espil y, con sus 44 años, se convirtió en el héroe de la noche; en medio del juego, un corte de luz general afectó al Casanova, que estaba con su capacidad colmada. Y, el dato, Peñarol, en 9m25, ganaba 33-10. Irremontable. Eso parecía, porque la realidad fue diferente.

     El triunfo 90 a 81, más allá de forzar a un quinto partido, removió los sentimientos y la ciudad volvió a sentir el básquetbol "como era antes". Ya en Mar del Plata, los aproximadamente 400 simpatizantes que viajaron --algo inédito para un equipo de la ciudad en calidad de visitante desde que comenzó la Liga--, demostraron el valor que había tenido lo anterior.

     La historia terminó ahí, con Espil retirándose ovacionado desde los cuatro costados del Polideportivo y Bahía Estudiantes saliendo con la frente bien alta.

Los 10 aspectos a destacar

POSITIVOS


+ Superar una instancia más respecto de la anterior temporada.


+ La fuerte localía, ganando 21 de 25. La última derrota fue el 4 de enero, frente a Peñarol.


+ La mística que recuperó la ciudad. El público respaldó durante toda la temporada.


+ El cambio de Enzo Ruiz por Mateo Gaynor.


+ El nivel que mostró Lucas Faggiano en el último tramo de temporada.


+ Los 2m11 de Ricky Sánchez elevaron el promedio de altura del perímetro y fue importante, básicamente, cuando estuvo efectivo defensivamente.


+ Los pasajes de calidad de Pepe Sánchez, ratificando que es uno de los jugadores que excede el nivel de cabotaje.


+ La despedida que tuvo Espil en Bahía, siendo su partido más determinante y cargado de emotividad.


+ La organización le dio todas las condiciones al plantel para que sólo tuviera que dedicarse a jugar. Y el espectáculo montado más allá del juego.


+ El Casanova quedó chico.

NEGATIVOS


- El sorpresivo alejamiento de Javier Mojica. Un jugador que, a pesar de su diferente cultura táctica, sumaba temperamento.


- Las 14 derrotas de visitante en la segunda fase.


- La escasez de centímetros. El equipo sorprendió jugando con cuatro abiertos y Meyinsse adentro, aunque sus variantes se fueron limitando.


- La dependencia de Pepe Sánchez durante gran parte de la temporada. Su ausencia, por momentos, fue indisimulable.


- Ricky Sánchez, con sus 2m11, se limitó a desarrollar su rol de tirador --y no del todo confiable-- en un equipo corto.


- La inexpresividad de Federico Aguerre. Un jugador con muchísimo potencial, pero carente de decisión.


- La merma de rendimiento colectivo, como visitante, durante la segunda fase.


- Faltó un acompañante para Meyinnse, un jugador limitado en sus movimientos, pero con potencial, máxime teniendo en cuenta sus 22 años.


- Stanton, un jugador de rol que, primero le costó encontrar su lugar y en contadas oportunidades pudo hacer su juego.


- El Casanova quedó chico.

Los rendimientos en números

Jugador J Min. T3c.-T3l./%T3 T2c.-T2l./%T2 T1c.-T1l./%T1 Def. Of. Asis. Rec. Pérd. Tapas Fc. Fr. Val.
Jerome Meyinsse 52 28,6 1-1/100% 279-495/56,4% 235-321/73,2% 4,2 2,3 0,7 0,5 1,9 1,2 3,7 5,8 18,5
Juan I. Sánchez 46 26,8 61-168/36,3 101-211/47,9% 107-139/77,0% 4,8 0,6 5,4 1,5 2,7 0,1 2,1 3,2 16,2
Javier Mojica 29 31,9 37-112/33,0% 112-244/45,9% 96-115/83,5% 3,4 1,1 1,8 1,3 2,1 0,1 2,3 3,6 14,0
Ricky Sánchez 52 30,5 89-273/32,6% 126-276/45,7% 149-205/72,7% 4,3 0,9 1,9 0,9 1,9 0,8 3,1 3,6 12,8
Ramzee Stanton 23 24,1 0-1/0,0% 81-146/55,5% 49-71/69,0% 3,2 1,5 1,0 0,5 1,3 0,3 2,4 2,5 10,7
Federico Aguerre 52 19,8 50-135/37,0% 92-142/64,8% 55-67/82,1% 3,1 1,1 0,4 0,4 0,9 0,6 2,7 1,2 7,8
Lucas Faggiano 49 22,2 30-84/35,7% 73-139/52,5% 39-56/69,6% 2,1 0,2 2,6 1,1 1,2 0,2 2,4 1,4 6,7
Juan A. Espil 49 17,6 81-231/35,1% 42-84/50,0% 73-86/84,9% 1,2 0,2 0,7 0,2 0,9 0,1 1,3 1,9 6,1
Enzo Ruiz 29 23,4 34-119/28,6% 34-73/46,6% 31-36/86,1% 2,6 0,5 0,9 1,0 0,8 0 2,9 1,8 5,5
Ariel Zago 49 14,9 6-21/28,6% 84-152/55,3% 34-55/61,8% 1,9 1,2 0,5 0,5 0,7 0,1 2,7 1,0 4,1
Mateo Gaynor 18 8,5 1-6/16,7% 12-25/48,0% 4-5/80,0% 1,0 0,2 0,1 0,1 0,4 0,2 1,3 0,3 0,8

Nota: También jugaron Germán Ressia (17 partidos y 3,4 minutos de promedio), Nicolás Renzi (14 y 1,6), Joel Comba (6 y 0,7) y Julián Marinsalta (3 y 1,1). DT: José Luis Pisani. Asistentes: Mauro Polla y Alejandro Montecchia. Preparador físico: Cristian Lambrecht. Kinesiólogos: Leandro Amigo y Diego Algarte. Utilero: Gerardo Peñalva. Jefe de equipo: Facundo Durand.

 


Página 3 de 66