Espil: "Me sentí orgulloso de ser de Bahía"
Imprimir E-mail

Luego del partido ante Regatas, Juan Alberto Espil volvió a ser el lugar común de los periodistas. El vestuario de Weber Bahía Estudiantes estaba lleno de profesionales de la prensa buscando al menos un par de palabras del escopetero bahiense, autor de 25 puntos y seis triples, números máximos en esta temporada para él en ambos apartados.

"Tenemos actitud y mentalidad ganadora", señaló el tirador bahiense luego del juego.

En exclusiva, Espil habló con el departamento de prensa de WBE acerca del partido que pasó ante Regatas Corrientes y el que llega ante La Unión de Formosa.

¿Juan, era el partido que imaginabas cuando planteaste tu regreso a Bahía? 6-9 en triples, el lanzamiento decisivo en un final de película...

Sí, la verdad que fue muy lindo, pero no me preocupo tanto por mi juego sino que me interesa más lo que hizo el equipo. El segundo tiempo fue notable, recuperamos una diferencia de 20 puntos ante un equipo serio y ordenado como Regatas no es algo de todos los días. Fue muy complicado pero lo conseguimos y no es un dato menor, porque a principio de temporada no lo podíamos lograr, nos sacaban ocho o diez puntos y era cosa juzgada. Sé que tuve un buen partido y que sirvió, pero me pone más contento lo grupal. El domingo será otra final y estamos enfocados a eso, para seguir la racha positiva en casa (nota: WBE sumó diez victorias en fila jugando de local) para terminar lo más arriba posible...

Ganó el juego el que acomodó mejor la cabeza, primero Regatas sacando 20, luego ustedes acomodando el resultado y sacando cuatro de ventaja en el último minuto, luego los correntinos pasando a ganar y finalmente ustedes con tu triple agónico... ¿Lo viste de la misma manera?

Totalmente. Es verdad, fue de esa manera, pero el básquetbol lo que tiene de lindo es eso, que uno no sabe quien gana hasta el último segundo. Siempre hay una chance más, una pelota más. Hoy quedó demostrado en el final. Parecía que teníamos el partido controlado en el final, pero perdimos una posesión clave en los últimos segundos que casi nos cuesta el partido (nota: Raymundo Legaria anotó de tres y puso a Regatas arriba 82-81 con 12 segundos por jugar), pero por fortuna lo sacamos adelante. Como te decía, eso es lo lindo que tiene el básquet y por eso se hace atractivo para la gente que le gusta.

¿Qué fue lo que te dejó más contento esta noche?

La actitud del equipo. Sinceramente, fue notable. Nosotros no habíamos defendido bien el primer tiempo y tuvimos que recuperarnos en la segunda mitad. Lo dimos vuelta con defensa y sacrificio. En la segunda mitad dominamos el rebote, pudimos correr y arriesgar más para conseguir el resultado.

Esto que marcás sucedió en los últimos dos partidos, antes defendían mejor en el primer tiempo y bajaban en el segundo...

Es posible, pero para mí todos los partidos son diferentes. Todos los rivales son distintos. Regatas juega realmente bien. A pesar de tener un extranjero que no jugó (Nota: Ramzee Stanton estuvo fuera de acción) y a Louis Roe, quien se bajó hace dos horas del avión y fue importante, estuvieron en partido. Por lo tanto, queda claro el potencial que tiene Regatas de cara a lo que viene, a mi entender va a ser muy difícil ganarle en el futuro cercano...

¿Qué tan difícil se hace defender la pintura cuando el dúo Roe-Federico Kammerichs está en cancha?

Muy difícil, por momentos demasiado. Pero también apuestan bien al perímetro, son un equipo muy fuerte adentro y afuera. Estoy convencido que van a pelear puestos importantes, fijate que además de los jugadores que mencionás Javier Martínez y Eduardo Villares están pasando un momento de forma muy bueno. Además, los extranjeros saben jugar en equipo y aportan en ofensiva. En síntesis, son un equipo que va a complicar a cualquiera.

¿Cómo se afronta ahora el partido ante La Unión, sabiendo que tanto Quimsa como Regatas fueron dos equipos muy físicos?

La verdad es que sentimos un poco el desgaste, pero es normal, estamos acostumbrados y vamos a llegar al partido de la mejor forma. Tenemos actitud y mentalidad ganadora, lo afrontaremos con todas las ganas buscando crecer en la tabla para jugar con ventaja en playoffs. Son un equipo extremadamente duro, están bien ubicados en la tabla de posiciones y tienen dos extranjeros realmente buenos: Rubén Garcés en la pintura y David Jackson en el perímetro.

¿Qué te pareció la gente esta noche en el Casanova?

Impresionante. Me sentí orgulloso de ser de Bahía. La gente apoyó, siempre estuvo, y no fue sólo en el final, porque cuando perdíamos por bastante se hizo sentir. La verdad que es muy bueno que nos apoyen de esta manera, nosotros crecemos con el aliento de la gente y nos entusiasmamos. El calor afuera y adentro es el mismo, espero que nos acompañen el domingo ante La Unión de la misma manera.