Gil: "Estoy teniendo más opciones de anotación"
Imprimir E-mail

"A medida que salen las cosas se crece en confianza", confiesa Pablo Gil, quien en los últimos juegos se ha transformado en la vía de gol por excelencia de Weber Bahía Estudiantes en el perímetro.

El equipo de José Luis Pisani arrastra una racha de cuatro victorias consecutivas -las últimas tres en el estadio Osvaldo Casanova- y se prepara para recibir a Olímpico y 9 de Julio.

En exclusiva, el escolta bahiense habló con el departamento de prensa de la organización acerca del partido ante Lanús y de los enfrentamientos que se vienen.

Pablo, la primera palabra que tiene que aparecer después de ganar un partido como el que jugaron ante Lanús tiene que ser 'descansar'. Fue un choque sumamente físico, ¿Lo vivieron de la misma manera?
Sí, claro, sabíamos que era un equipo físico por los jugadores que tienen y por las características físicas de sus individualidades: todos miden encima de 1.90m, son fuertes y tratan de aprovechar esa ventaja. Tienen un equipo larguísimo, de más de diez jugadores, y apuestan a eso, a hacer valer la rotación y desgastar al oponente. Además son muy prolijos, no se salen nunca del libreto. Sabíamos que iba a ser un partido de desgaste y por suerte lo sacamos adelante.

Y fue un partido que se ganó desde la defensa...
Sí, creo que todos los partidos que juguemos tenemos que ganarlos desde la defensa. Cuando nosotros jugamos bien sin la pelota después nos ponemos muy bien adelante. Creo que esa faceta del juego fue muy positiva, porque tener enfrente a un equipo como Lanús, con esa cantidad de variantes ofensivas, y haberlos limitado a 67 puntos, es muy importante...

¿Crees que este es tu momento en la temporada? Estás con un presente anotador de primer nivel.
Se dio que he tenido buenos partidos últimamente, y a medida que salen las cosas se crece en confianza. Siempre me sentí bien, pero ahora estoy teniendo más opciones de anotación. Antes hacía otras cosas para el equipo. Reconozco que es un lindo momento porque estoy convirtiendo con frecuencia.

Y si bien cambió algo desde lo personal, también cambió para el equipo, porque además de estar en racha ganadora, se nota que hay una idea de juego común en todos los triunfos...
Es cierto, la realidad es que sabemos cómo tenemos que hacer las cosas y cuando las aplicamos conseguimos triunfos. Este es un equipo sin egoísmos, en defensa somos solidarios y en ataque sabemos que cuando alguien tiene una buena noche hay que aprovecharlo. Quizás los jugadores que tienen más protagonismo goleador sean Juan (Espil) o Devin (Davis), pero cuando hay alguien encendido lo sabemos aprovechar y, como te decía antes, intentamos siempre mantenernos enfocados en defensa.

Más allá de esta racha ganadora de cuatro victorias... ¿Qué punto encontrás de mejora en el crecimiento como equipo?
La regularidad es vital. Es algo que no veníamos logrando y que ahora lo estamos materializando en casa. Estábamos muy ansiosos por poder jugar como locales con frecuencia, porque teníamos muchos partidos suspendidos, y nos sirvió para encontrar la regularidad deseada. En defensa, los huecos son cada vez menores y en ataque, los baches que sufrimos son cada día más cortos. Lo fundamental es no perder la cabeza en ninguno de los dos costados de la cancha, porque si se está atacando mal pero se sabe que hay un buen rendimiento sin pelota, se juega con mayor tranquilidad. Los resultados están a la vista.

¿Qué tanto fortalece desde la cabeza haber ganado estos tres partidos de local consecutivos?

En realidad tenemos cinco de local (nota: WBE jugará el miércoles ante Olímpico y el viernes ante 9 de Julio), y la realidad es que no cambia nada, hay que seguir con la misma intensidad. Es cierto que en un principio uno piensa partido a partido, pero analizándolo como un objetivo global se cumplió la primera parte, pero faltan dos finales más que son tan o más importantes que los primeros juegos de esta serie en casa. Tenemos que venir el miércoles a jugar contra Olímpico como si fuera un partido de playoffs. Estamos con ganas de seguir ganando y vamos a dejar todo para lograrlo.

ESLAVA PODRÍA JUGAR ANTE OLÍMPICO
Según indicó Diego Algarte, kinesiólogo de Weber Bahía Estudiantes, Ariel Eslava sufrió "un golpe fuerte en la zona de costillas. Hoy se le realizaron los estudios correspondientes y por fortuna no se detectó nada más que un traumatismo".

De esta manera, el ala-pivote porteño podría jugar frente a Olímpico el próximo miércoles en el estadio Osvaldo Casanova.

En cuanto al resto de los lesionados, Lucas Faggiano (fractura en el quinto metatarsiano del pie derecho) podría volver a entrenar con sus compañeros en un período cercano a los diez días y Facundo Giorgi (luxación en el hombro izquierdo) podría hacerlo recién a mediados de marzo.