Pisani: "Me preocupa el desgaste"
Imprimir E-mail

“La verdad que estoy tranquilo. Al principio tuvimos una racha positiva, después caímos en una negativa y ahora estamos sacando la cabeza nuevamente”, señaló el entrenador de WBE al cierre del partido con Boca. No es para menos: el equipo lleva tres victorias consecutivas, incluyendo una ante Obras fuera de casa, y con un empujón más puede escapar de los puestos del fondo.

En exclusiva, Pisani habló con el departamento de prensa de WBE sobre el triunfo con Boca y el partido que viene ante Lanús.

Jose, tercera victoria consecutiva en casa, sirve para seguir fortaleciendo el ánimo y encarar el partido con Lanús de otra manera...
Sí, totalmente. Tenemos que seguir haciéndonos fuertes en casa, llevamos siete de ocho en el Casanova y hay que seguir por ese mismo camino. Tuvimos mucha actitud y concentración para dominar los 40 minutos al rival y eso no es fácil, sobre todo por la situación en la que estamos nosotros y por todo lo que se juega Boca noche a noche. Sacamos diez puntos de diferencia en el resultado final (94-84) y llegamos a estar por momentos 15 puntos arriba en el marcador. Ahora hay que descansar para que nuestros jugadores símbolo estén en plenas condiciones. Traemos un trajín importante de cuatro partidos en una semana, pero por fortuna hoy logramos ganar para pensar lo que viene con mayor optimismo.

Plantearon una defensa zonal 1-2-2, pero se vio que tuvieron algunos problemas en la carga del rebote... ¿Lo vieron de la misma manera en el banco?
Sí, no la defendimos bien, o al menos no salió como lo planteamos en los papeles. En el segundo cuarto nos tomaron muchos rebotes ofensivos (nota: Boca dominó 10-1 en rebotes en ese chico), nos confundimos y por momentos lo pagamos. Pero como decía antes, por cuestiones de personal a veces tenemos que variar las defensas para no caer en el desgaste innecesario. Con cuatro partidos jugados en una semana, más los viajes, el plantel está corto y hay que cuidar las piernas. Nosotros tenemos en Pepe Sánchez, Juan Espil y Devin Davis a tres jugadores veteranos fundamentales . Esa es la razón por la que, por momentos, apostamos más a la zona.

Pepe Sánchez contra Boca se pareció más al Pepe tirador que salió de Bahiense del Norte: 26 puntos, nueve asistencias, mirando mucho el aro... ¿Cómo lo viste?
(risas) El Puma Montecchia me dijo lo mismo, parecía el Pepe de infantiles y cadetes de Bahiense.  Sí, estuvo tremendo, metió cinco triples sobre siete, una locura. Pero Pepe siempre hace lo que el equipo necesita, generalmente reparte juego para sus compañeros y hoy le tocó tirar.  Entendió que la apuesta de Boca en un principio era defenderlo por detrás en los pick and roll y entonces tiró y se cansó de meterla. Está de más decir que Pepe es inteligente para jugar, pero esta fue una muestra clara de su nivel.

¿Cómo te encontrás desde lo personal? Pasaste por una racha perdedora, ahora te tocan los resultados positivos...
La verdad que estoy tranquilo. Al principio tuvimos una racha positiva, después caímos en una negativa y ahora estamos sacando la cabeza nuevamente. Hay que tener los pies sobre la tierra siempre, cuando toca perder y cuando toca ganar. Gracias a dios en esta organización se trabaja con mucha tranquilidad y me sigo apoyando en mi cuerpo técnico y mis líderes para salir adelante. Eso sirve para salir adelante cuando se está en la mala y para seguir trabajando con el mismo esfuerzo cuando los resultados acompañan.

¿Te preocupa el desgaste para el partido con Lanús? Sobre todo porque los iniciales estuvieron mucho tiempo en cancha contra Boca...
Sí, muchísimo. La verdad que sí, como te decía son cuatro partidos en una semana, más el viaje a Comodoro, Buenos Aires, Bahía... son casi tres mil y pico de kilómetros más el desgaste propio de los partidos. Estamos trabajando liviano, parándonos en la cancha y tratando de no generar un desgaste mayor. La idea es no forzar imprevistos de lesiones o situaciones extrañas y tener a nuestros jugadores de la mejor manera en los partidos. Conocemos los riesgos, pero sabemos que podemos lograrlo.