Pisani: "Volvimos a creer en nosotros"
Imprimir E-mail

José Luis Pisani, entrenador de Weber Bahía Estudiantes, superó un momento difícil este fin de semana, ya que su equipo ganó dos partidos consecutivos para cortar una cadena de siete reveses en fila.

En exclusiva, Pisani habló con el departamento de prensa de Weber Bahía Estudiantes para hacer un balance del fin de semana y anticipar la salida ante Atenas y Quimsa.

El domingo jugaron el tercer partido con Monte Hermoso Basket de la temporada y volvió a ser un juego muy cerrado. ¿Cómo lo viviste en el banco?

Es cierto, fueron tres juegos para el infarto. Eso significa que no es casualidad que Monte esté pasando por un gran momento, es un rival muy duro que juega excelente el pick and roll, que sabe muy bien qué debe hacer en la cancha. Nosotros teníamos que dejar la vida en ese partido, lo hicimos y cerramos un gran fin de semana. Lo necesitábamos porque veníamos de perder siete partidos, se nos había ido Lucas Faggiano (nota: sufrió la fractura del quinto metatarsiano del pie izquierdo), nuestra columna defensiva en el perímetro, pero igual logramos ganarle a Peñarol -último campeón- y a Monte con mucha autoridad. Estamos todos muy contentos.

¿Cómo viviste este momento desde lo personal? No es fácil perder siete juegos en fila para un entrenador debutante...

Fueron días muy duros de trabajo, confieso que hace mucho tiempo que no tenemos una pausa laboral más allá de los resultados, favorables o no. La recuperación se la debo toda a mi cuerpo técnico, yo soy siempre el que hablo pero el trabajo que ha hecho el asistente Mauro Polla en estos días ha sido excepcional. Miramos muchísimos videos sobre lo nuestro y lo del rival, indagamos por qué nos sucedían los bajones en los terceros cuartos de los partidos y tratamos siempre de darle confianza a los chicos. Con Monte no hicimos una buena defensa, pero fue circunstancial porque realmente la entrenamos con toda nuestra voluntad. Sí la hicimos con Peñarol, pero son partidos. También es para destacar el trabajo de Cristian Llambrecht en la parte física y de Diego Algarte, nuestro kinesiólogo. Y claro, lo de Ale Montecchia es fundamental. Yo lo veo como mi bastón, por todo lo que me aporta a diario. Por eso, creo que hay que valorar el grupo de trabajo; regresaron los resultados y se ve todo con mayor optimismo.

¿Qué factor común encontrás de los triunfos con Peñarol y Monte?

Volvimos a creer en nosotros, y eso es lo que nos hizo retomar la senda ganadora. Salimos a conseguir el resultado, volvimos a demostrarnos que somos un equipo competitivo. No nos sobra nada pero tampoco nos falta. Son los mismos jugadores, siempre recalco que tienen el mismo número cuando ganan y pierden, el mismo apellido en la camiseta, y ellos lo entendieron. Nos apoyamos, como debemos hacer, en nuestros líderes, que son Juan y Pepe. Devin Davis era el estandarte que nos faltaba, no sólo por lo que aporta dentro de la cancha, sino por lo que es en el vestuario, lo que aporta en los minutos, cuando habla en la charla de equipo... una serie de factores clave que aporta un jugador de su experiencia. Hoy recuperamos la diversión, la frescura en ofensiva. Nunca nos faltó la actitud, en Formosa habíamos hecho un gran partido, habíamos bajado en 15 puntos el promedio anotador de ellos, pero habíamos perdido la soltura en ataque, ser agresivos, saber que cuando alguien está solo debe tirar al aro, y eso lo volvimos a conseguir este fin de semana ya que promediamos encima de 90 puntos.

¿Hubo una estrategia de cortar con foul cerca del aro? El porcentaje de libres de Monte fue bajo, quizás hubo una mirada sobre ese tema.

Así fue, decidimos cortar con falta cuando iban para adentro los internos rivales. Si bien eso nos salió bien, Monte estuvo muy fino con los lanzamientos de tres puntos, metieron más que sus porcentajes habituales. En defensa cerramos bien el juego, le dimos el último lanzamiento al jugador más indicado que era Chuckie Robinson. Lo más importante es estar convencidos de lo que hagamos, y eso es lo que pasó este fin de semana.

¿Cómo se afronta ahora la salida con Atenas y Quimsa?


Dimos un paso adelante, volvimos a ser el equipo que fuimos en noviembre/diciembre. Recuperamos la confianza y ahora vamos a ir a Córdoba y Santiago con la mente puesta en ganar partidos. Mientras sigamos creyendo en nuestro juego, podemos lograr cosas importantes.