El análisis de Sebastián Ginóbili
Imprimir E-mail

Weber Bahía Basket recibió su primer derrota en el 2017 como local, cayendo con Instituto de Córdoba por 88 a 74. En el trámite, el equipo de la ciudad nunca consiguió tener el control, siendo ampliamente superado en el 4C.

Sebastián Ginóbili, director técnico de equipo, analizó la derrota de su plantel y destacó los errores cometidos. Además, dejó en claro como corregir las falencias y proyectó la venidera Liga de las Amércias (10, 11 y 12 de Febrero).

¿Qué análisis hiciste de lo que fue el partido?
-Creo que Instituto hizo un gran trabajo defensivo. Nosotros no lo hicimos bien, no impusimos el ritmo del partido y eso nos trajo problemas. Jugamos muy trabados, abusando mucho del balón en la mano, olvidándonos de pasar la bola. Se hizo un juego muy feo por nuestra parte. No jugamos para nada bien e Instituto fue un justo ganador.

Más allá de la manera de la conseguirlas, solo han perdido dos partidos en el 2017, ¿los resultados te dejan conforme?
-No me preocupa haber perdido hoy, me preocupa el nivel de juego, no ser más consistentes a la hora de jugar en un mismo juego, de un partido a otro.
Me parece que estamos en un bache, no importante, pero es algo que uno se tiene que ocupar, tratar de encontrar la vuelta y volver a tener el juego que teníamos antes, con más fluidez ofensiva, pases y juego duro. Hoy no lo hicimos. Jugamos duro, corremos y peleamos; pero acá hay que tiene que ver la
concentración y no cometer tantos errores como nos sucedió hoy.

En el día a día, ¿cómo se corrigen ese tipo de errores?
-Entrenando, convenciendo. Por ahí nos pasa que algunos jugadores no están en un nivel alto, entonces aparecen desconfianzas y eso altera la funcionalidad del equipo. No estoy preocupado, pero sí atento a tratar de cambiar esas cosas y que no vuelvan a suceder.

La presencia por Liga de las Américas, ¿obliga a cambiar la cabeza?
-Es otro torneo. Yo había tomado este partido diferente a otros. Cuando daba las charlas, nunca había nombrado la Liga de las Américas y hoy fue la primera vez porque me parecía que era una buena preparación, ante un buen equipo para afrontar una competencia internacional importante, como la que vamos a afrontar. No nos salió bien. Por ahí la cabeza está en otro lado, pero no debemos quedarnos con eso, son excusas. Nosotros tenemos que jugar y afrontar cada partido y competencia que tenemos al máximo de nuestras posibilidades, y hoy no lo hicimos. Si nosotros estamos así es muy difícil competir, porque regalamos muchas cosas: experiencia, edad, entre otras.
Si nosotros no le agregamos intensidad, humildad, sacrifico (todo lo que dejamos dentro del campo) se nos hace complicado competir. Tenemos que entender eso.

Cuando comenzó la Liga Sudamericana nadie imaginó a Weber Bahía en la final, ¿qué proyectas para la LDA?
Lo que quiero es competir. Vamos a Puerto Rico sin mucha información de los rivales. Son equipos que no están en actividad y se formaron hace 20 días. No han tenido rodaje ni partidos amistosos. Entonces va a ser todo nuevo para nosotros. Debemos enfocarnos como equipo, en una idea de juego y ser más intensos, más cabezas duras para defender lo que hacemos; y no tener tantas idas y venidas en el juego.