La palabra de Facundo Corvalán
Imprimir E-mail

Weber Bahía Basket se perfila para el cierre de año y el receso, pensando en la posibilidad de clasificar al Super 4, con un partido definitorio ante Gimnasia CR.

Además, el 2017 significará el debut del equipo en la Liga de las Américas.
Desde lo individual, Facundo Corvalán analizó el presente del equipo y destacó la importancia del receso, para llegar de gran forma al segundo tramo de la competencia.

¿Cómo han reanudado los entrenamientos de cara al tramo final del año?
-Estamos con muchas ganas de que arranque la segunda parte del torneo. Muy ansiosos. Somos conscientes de que esta etapa va a ser más dura que la primera. Hay equipos que están más fuertes y hay menos margen de error. Con lo que se dio con Gastón, hay que tenerlo en cuenta, mentalizarnos y potenciarnos aquellos jugadores que ocupamos su posición porque tenemos que estar preparados para tener más minutos en cancha. Tenemos que tratar de que eso no influya y no pase a ser una presión extra, sino que hay que disfrutar y aprovechar esta oportunidad que se dio.

Analizando las posibilidades para el Super 4, ¿cuánta importancia suma el partido vs Gimnasia y cuáles son las expectativas?
-Creo que es un partido muy importante, en el cual todos esperamos ganar. Sería algo muy lindo poder entrar al Super 4, con los mejores de cada Conferencia. Ojalá se nos dé porque estamos trabajando muy duro y nos están pasando cosas buenas, que por ahí llegaron temprano, pero creo que estamos preparados para hacerlo.
Ese partido va ser una prueba para nosotros, para realmente darnos cuenta de dónde estamos. Creo que, también, va a ayudar a encarar la segunda parte de la temporada con otros ojos. Hay que trabajar muy duro para llegar a ese partido, tenemos otros antes, pero ese, sin dudas va a ser importante porque el que gane entra al Super 4.
Así que se vivirá como una final

Yendo un poco más lejos, van a jugar la Liga de las Américas. En lo personal, ¿esperabas sumar toda esta experiencia recién comenzada tu carrera deportiva? ¿Por qué?
-Sinceramente no sé si todavía somos conscientes de la clase de torneos que estamos teniendo la oportunidad de jugar, contra equipos muy buenos, que enfrentarlos genera un roce y un aprendizaje de otro nivel, mayor a lo que uno está acostumbrado, entre comillas porque nuestras carreras recién empiezan.
Enfrentamos a jugadores de un nivel distinto, con otras formas de jugar. De todo se aprende, ojalá que sirva todo de experiencia, sin olvidarse cuál es el objetivo.
Creo que todos estos torneos, si bien uno siempre quiere ganar, sirven para sacar muchas cosas positivas, abriendo los ojos y absorbiendo todo lo que nos rodea.

¿Qué se aprovecha en el receso?
-En el receso es fundamental pasar un rato con la familia y los amigos. Creo que, al ser tan pocos días, y al ser tantos los que uno está fuera de su hogar. En lo que uno, principalmente, piensa es en recuperar, de alguna manera, el tiempo en el que uno no está con su familia disfrutando del día a día. Al estar siempre con el equipo no se extraña tanto, o más bien, en los momentos en el que uno no vive el día a día no siente tanto la falta.
Pero en realidad si se extraña y creo que es un golpe muy positivo para continuar la segunda fase. Más que nada, el receso sirve para esto. Seguramente continuaré entrenando en Junín, porque no está bueno frenar y estamos en un ritmo alto y eso no nos conviene. Iré a tirar y a mantenerme en forma, para recuperar energía hacia lo que viene.