El análisis de Juan Pablo Vaulet
Imprimir E-mail

Weber Bahía Basket quedó con las manos vacías luego de dos cierres complicados, que forzaron la derrota en los dos primeros juegos de las finales de la Liga Sudamericana. El equipo de la ciudad estuvo realmente cerca de robar un juego y ganar la ventaja de localía, pero no lo consiguió.

Por eso, Juan Pablo Vaulet, analizó lo sucedido en Brasil y aseguró: “Ahora tenemos que pensar en los dos juegos que tenemos en casa, tenemos que dar el máximo para llegar al quinto juego. Estoy convencido que así será”, aseguró. 

¿Qué balance hiciste de las dos primeras finales?
-El balance es bueno. A lo largo de los dos partidos, por momentos jugamos bien, pero por otros no lo hicimos tan bien. Esto es una final y no alcanza con jugar bien en distintos períodos del partido, hay que ganar.

¿Se encontraron con el nivel que esperaban?
-Sí. Sabíamos del nivel que tenían ellos como equipo y de la calidad de jugadores que tienen. Nosotros por momentos jugamos bien, por ahí tuvimos errores y malas decisiones sobre todo en los finales de los juegos. Esos detalles, en este nivel de competencia, se terminan pagando, y fue lo que nos sucedió.

¿Qué crees que le faltó al equipo para robar un partido?
-Nos faltó estar más concentrados en los momentos claves y definitorios del juego. Son detalles que el otro equipo aprovecho muy bien y nos lo hizo pagar. No alcanza con jugar bien 38 minutos del juego y quedó reflejado. Tenemos que estar muy atentos y muy concentrado los 40 minutos para poder ganar los partidos.

¿Qué se cambia para los juegos que serán acá en Bahía?
-Lo más importante es que vamos a tener el público a favor. Nosotros, como equipo, nos sentimos más cómodos jugando en el Casanova. Pero también sabemos que el rival no va a venir a ver qué sucede, van a venir a buscar un partido para coronarse. Nosotros tenemos que estar preparados para hacer nuestro juego, demostrar nuestras armas. Ahora tenemos que pensar en los dos juegos que tenemos en casa, tenemos que dar el máximo para llegar al quinto juego. Estoy convencido que así será.