Filippa analizó la victoria de Bahía ante Hispano
Imprimir E-mail

Weber Bahía Basket, en el Norberto Tomás, logró su 7ma victoria consecutiva en la Liga Nacional y es el invicto de la competencia. En esta ocasión, la victoria fue sobre Hispano Americano, por 77 a 66.

El equipo de la ciudad hizo la diferencia en el 3C, plasmando su juego, y con una muy buena llegada de Francisco Filippa desde el banco. El pivote de Punta Alta sumó 5pts. y 6 rebotes en el segmento y fomentó la escapada del local.

Francisco analizó cómo se dieron las acciones en el día de ayer y explicó por qué Bahía atraviesa este buen presente.

¿Qué modificó Bahía en el 3C para sacar la ventaja definitiva sobre Hispano Americano?
-Ganamos en intensidad, eso fue vital. Esa misma intensidad la ganamos por la defensa, siendo muy fuertes en este aspecto, que es lo más importante. Desde ese punto, recuperando balones o reboteando, pudimos hacer lo nuestro. Corrimos el campo y anotamos en ataques rápidos que abrieron el juego.

Hoy tuviste una gran llegada del banco, cargando el rebote, ¿cómo te sentiste individualmente?
-La verdad vengo sintiéndome muy cómodo hace varios partidos. No me sucede como en temporadas anteriores, cuando aún me trababa para realizar algunos movimientos. Finalmente siento que estoy bien en el equipo. Me siento cómodo. Le doy descanso a Johnson y puedo hacer las cosas que debo hacer.

Llevan 7 partidos en fila, ¿por qué continúan invictos?
-Creo que es por nuestra intensidad. Por ahí el equipo, está un poco cansado por el ritmo de juego que traemos y eso se ha reflejado en algunos resultados, con partidos que se han tornado muy difíciles. Por momentos los primeros tiempos se tornan muy trabados, pero en el segundo podemos correr y para eso la rotación ayuda mucho.

¿Cómo se preparan para una nueva gira de visitante?
-Para estar listos tenemos que seguir haciendo una rotación larga. Hacer que las figuras del equipo puedan descansar. Ellos son piezas importantes del equipo y, si no logran descansar en algunos encuentros, lo vamos a sentir dentro del terreno de juego.

Foto: Guillermo Giagante