Pancho Jasen anticipa el juego ante Ferro
Imprimir E-mail

Este domingo, en el partido entre Bahía Basket y Ferro, Hernán  Jasen hará su debut en la temporada.

En dialogo con el departamento de prensa de la organización, Pancho palpitó su vuelta a la Liga Nacional. Además analizó al equipo con una mirada distinta y reflejó cómo se integrará al juego veloz de Sebastián Ginóbili.

¿Cómo palpitás la vuelta a la Liga Nacional?
-Bien, ilusionado con el equipo. Creo que está muy bien. Arrancó de la mejor manera. De mi parte lo que quiero es colaborar, siguiendo con la misma dinámica de ellos e intentar ir poniéndome, en cada partido, un poco mejor físicamente.

Con esta idea de juego plasmada en el campo, ¿tu preparación cambió?
-Ellos están en una situación donde la intensidad marca la diferencia. Pero sabiendo, también, que “Sepo” hace entradas de no más de 8/10 minutos por cada jugador, dando ese descanso que se necesita.
Así que hay que adaptarse y debo ser inteligente. Tengo bastante experiencia encima como saber que hay que hacer dentro de la cancha y lo que no quiero es cortar el ritmo que llevan los chicos. Hay que jugar de la misma manera, yo debo adaptarme a eso.

¿Cómo has visto al equipo en lo que va de la Liga? Porque ha demostrado actitud y buen juego, dos aspectos difíciles de combinar…
-Lo elemental, lo que no se negociaba era la actitud, la intensidad y eso es clave para que nosotros podamos ganar partidos. Si esto va de la mano con la efectividad, obviamente va a hacer que en los partidos podamos sacar diferencia con mayor facilidad.
Hay juegos en los que no va a entrar la pelota como lo está pasando en los últimos juegos. Si seguimos haciendo lo primero, lo básico, que es la intensidad, la defensa y no perder la manera de jugar que tenemos, creo que aún sin tener la efectividad se puede ganar.

¿La rotación se ha vuelto algo clave en el equipo?
-Sí, aparte de ayudar al rendimiento grupal, también potencia a cada jugador de saber que tiene que dar lo máximo porque no va a jugar más de 6/8 minutos. Entonces, eso hace que cada jugador dé lo mejor y también se crea una competencia interna que hace que cada jugador quiera ganarse cada vez más minutos. De esto sale beneficiado el grupo, el bloque y es lo que hay que hacer.

Tu vuelta, sumada a la de Vaulet en un futuro, ¿cuánto se potenciará el equipo?
-No quiero ser aventurado para hablar ahora de eso porque esto recién empieza. Hay equipos que se están armando y están cambiando extranjeros todavía.
Creo que no hay equipos consistentes para decir que se asoman candidatos. Sí por nombres, pero no por juego que es lo que te lleva al éxito.
Nosotros lo que tenemos que hacer es seguir en esta dinámica y la misma competencia nos va a poner en el lugar que nos merecemos. Pero para eso hay que ir partido tras partido tratando de ganarlos. Ojalá que estemos lo más alto posible.
Para eso estamos, no para otra cosa que no sea ganar.