Sebastián Ginóbili realizó un balance de la temporada
Imprimir E-mail

 

El entrenador de Bahía Basket realizó un balance de la temporada de la Liga Nacional, habló sobre la serie de Playoffs ante Peñarol, la llegada de Pancho Jasen y de la próxima temporada.

Imagino que estarás contento por el trabajo de esta temporada, ¿qué análisis hacés?
-Sí, tenía muchas esperanzas de pasar la serie contra Peñarol, entonces eso hace que no vea todo color de rosas. Obviamente que el rendimiento de los jugadores fue muy bueno, sobre todo en la segunda parte del año.
Logramos encontrar un estilo de juego con el cual nos sentíamos cómodos y creo que, a partir de ese momento, el equipo jugó a pleno.
Lamentablemente quedamos eliminados, pero creo que ha sido una buena serie, en líneas generales, y que estuvimos siempre en juego para poder pasar de ronda.

Con victorias contundentes de local, ¿crees que Bahía convirtió al Osvaldo Casanova en un estadio difícil para los rivales?
-Sí. Creo que desde la llegada de Levy y Gaskins nos consolidamos como equipo. Al principio era algo que no teníamos y pudimos encontrar el equilibrio que nosotros buscábamos. Pudimos poner a cada jugador en su posición natural y eso nos dio bastante orden, equilibrio y balance.
Fue positivo poder encontrar un equipo definitivo y trabajar con ese conjunto para encontrar el nivel de juego que logramos al final de la competencia.
En casa nos sentíamos muy cómodos jugando, algo que no podíamos trasladar a los juegos de visitante. Ese tema quedó como una asignatura pendiente. Pero el rendimiento del equipo y el nivel de juego demostrado en los últimos meses, nos deja muy conformes.

Llegando al final de la fase regular el equipo aumentó su promedio de gol, ¿ese logro se lo atribuís a la defensa para que luego fluya el ataque?
-Entendimos que la parte defensiva es vital en nuestro juego porque nosotros tratamos de poner una intensidad y energía alta al juego y pero para eso necesitas el balón. Así que necesitas defender fuerte, rebotear y poder recuperar el balón, estableciendo un juego más veloz de lo normal. Creo que va todo de la mano.
Obviamente el equipo entendió que la parte fundamental de un equipo es su trabajo en conjunto, su compromiso y la solidaridad entre ellos. Esto se mostró, por momentos, en un buen nivel.

La llegada de la LDD ayudó mucho al desarrollo de los más jóvenes, ¿cuánto significó para el equipo?
-Creo que en la Liga de Desarrollo encontraron un lugar para volcar todo lo que venían entrenando. Tomaron esta competencia como suya, donde pudieron desarrollar todo su potencial.
Lo único que queríamos cuando termino la LDD era que ellos pudieran hacer lo mismo en el platel superior y lo lograron. Pudieron dar ese salto de calidad que el equipo necesitaba para ayudar al desarrollo de la formación de equipo.
Creo que los necesitábamos para consolidar un equipo más largo y ellos contribuyeron mucho durante toda la temporada en hacer lo mejor. Empujaron y, la verdad, es que nos dieron una frescura desde el banco que ayudó mucho al equipo.

¿Crees que la llegada de Jasen no solo aportó experiencia sino un progreso mental al plantel?
-Pasa que, generalmente, el jugador solo tiene comunicación con el entrenador. A veces es necesario escuchar cosas de un par. Creo que eso fue lo mejor que hizo “Pancho” con el equipo. Fue, prácticamente, otro entrenador dentro del campo, del vestuario, en los entrenamientos. La verdad que sumó muchísimo. Obviamente que desde la parte deportiva también.
Tener un líder de su experiencia, que ha jugado a otros niveles durante muchos años y entiende bien lo que es el juego de equipo, ha sido una ayuda enorme para todo el plantel.

Seguramente será un poco prematuro preguntarlo ahora pero manteniendo esta base, ¿te permite ilusionarte para llegar más lejos en la próxima temporada?
Sí, lógicamente. Lo que tenemos que trasladar es el discurso o convencer al jugador que el piso del equipo debe ser el que se vio últimamente en esta temporada. Para después, en el momento de desarrollar la próxima, podamos dar un paso adelante y ser equipo protagonista.
Todo es un proceso de convencimiento que el jugador debe creer y eso te lo da el trabajo que vamos a tener previo a la competencia.
El equipo ha tenido un buen cierre, sobre todo los más jóvenes. Muchos de los que han terminado serán la base de la temporada que viene. Creo que nos van a dar una mano importante y el trabajo de convencimiento será mucho más fácil.