Ginóbili: “Trataremos de reencontrarnos con nuestro juego y nuestra filosofía”
Imprimir E-mail

Weber Bahía Basket sintió el golpe de las últimas derrotas. El conjunto bahiense sabe que serán claves estas dos semanas sin partidos para corregir errores y volver a las fuentes. Sin embargo, el entrenador Sebastián Ginóbili no pierde lucidez para analizar esta primera fase, poniendo énfasis en el rendimiento del equipo y lo que buscará mejorar para lo que resta de temporada.

¿Qué balance podés hacer de lo hecho por el equipo en esta primera mitad de temporada?

-No tuvimos una buena seguidilla de juegos de local y de visitante. Jugamos realmente mal. Nos tomamos estas dos semanas de entrenamientos para volver a las fuentes y volver a practicar, algo que con la seguidilla de partidos no teníamos. Trataremos de volver a reencontrarnos con nuestro juego y nuestra filosofía que es lo que habíamos perdido los últimos encuentros.

¿Qué aspectos del juego buscás que el equipo fortalezca en estas prácticas?

-Sobre todo la parte atlética. Es importante que podamos correr, sentirnos importantes en el juego, proponer nuestra idea de jugar. Después, buscamos reforzar la técnica individual y los lanzamientos porque hemos perdido mucha efectividad.
Ahora hay jugadores bajos individualmente y hay que trabajar para que vuelvan a tomar esa confianza y que empiecen a creer un poquito más en el equipo.

Teniendo en cuenta el buen arranque que tuvo el equipo y luego la caída, ¿cómo es la evolución en lo que va de temporada?

-Tuvo que ver un poco el tema de las lesiones de jugadores importantes que, al momento caliente del partido, sentís las bajas, pero no son excusas. Tenemos que jugar mucho mejor, tenemos que reemplazar cualquier problema que tengamos durante la temporada que es muy larga, donde lesionados va a haber, y el equipo tiene que jugar de igual manera.
La idea de estas dos semanas es volver un poco a las fuentes, algo que he buscado desde que empezamos a jugar. El objetivo es que la persona que nos venga a ver jugar sepa de arranque a qué y para qué juega el equipo.

La temporada pasada se priorizaba más la energía que la calidad y hoy la situación es al revés. Teniendo en cuenta que se mantuvo la base del equipo, ¿es común esto?

-Sí puede ser. Eso se debe a que el último mes tuvimos una serie importante de lesionados. Tener uno o más jugadores parados por 15 días es difícil. Se complica para ponerlo en ritmo rápido y hay una suma de partidos muy importante. Fue todo una sumatoria de cosas que nos trajo problemas a la hora de conformar el equipo y lo pagamos con derrotas.
La idea de los chicos es clara. Saben a lo que jugamos y por qué jugamos y creo que lo único que necesitábamos eran días juntos, para entrenar y un poco volver a lo que hicimos a principio de temporada.

¿A qué apuntan en este cierre de año con los partidos de visitante?

-A hacer buenos partidos, más que nada. Independientemente del resultado creo que el equipo se debe un par de buenos partidos para terminar conformes y, sobre todo, encaminados al inicio de la segunda fase que es la parte más larga, más dura y donde tenemos que mostrar, definitivamente, nuestra forma de juego.
Ya no hay posibilidad de bajones, asique esperemos tener el equipo completo para el día 27 de diciembre cuando comenzamos en Mar del Plata la segunda fase. Esperemos sea con el pie derecho.