Torres: "Todo pasa por mi tranquilidad"
Imprimir E-mail

Juan Manuel Torres, centro de Weber Bahía Estudiantes, consiguió su primer doble-doble (11 puntos, 11 rebotes) de su carrera en LNB ante Boca Juniors en calidad de visitante.

“Todo pasa por mi tranquilidad”, dice Juan, quien tiene la dura misión de reemplazar al estelar Marcus Fizer en el equipo conducido por Pablo Coleffi.

En exclusiva, Torres dialogó con el departamento de Prensa de Weber Bahía Estudiantes para contar sus sensaciones acerca del buen momento que está pasando tanto en lo personal como en lo grupal.

Juan te tocó  reemplazar a Fizer en el juego ante Boca, luego de que Marcus cometiese dos faltas muy rápidas. Entraste y te sentiste cómodo,  pero no es algo que sea novedad: toda la gira fuera de casa la jugaste a gran nivel.
Las dos faltas de Marcus ocasionaron un momento preocupante, porque sabemos todos lo que significa Fizer en el equipo. Lo más importante es que todos los jugadores que estamos en el banco estemos listos para entrar a la cancha y dar soluciones.
En mi caso particular, me estoy sintiendo muy cómodo, sobre todo en el rol defensivo. Esa es la función que tengo dentro del equipo. En ataque, los puntos luego llegan solos.
 
¿Crees que éste es tu mejor momento desde que jugas LNB? El año pasado tuviste una buena temporada en el TNA, pero este es el momento en que más asentado se te ve ¿Cómo lo notas?
Seguro, yo me siento muy tranquilo y confiado de mí mismo, creo que mucho tuvieron que ver esas dos temporadas que estuve en el TNA. Fueron una inversión para regresar a la Liga Nacional con más rodaje. Antes tenía pocos minutos en cancha y se notaba a la hora de jugar. Creo que eso fue lo que logré en el TNA, rodaje y ganar tranquilidad.
Me siento muy feliz de volver a la Liga Nacional y de estar en Weber Bahía Estudiantes, el equipo de mi ciudad. Estoy contento de haber vuelto: por suerte se están dando las cosas de manera positiva.
 
Considero que este es el momento en que mejor comprendes tu físico, es decir, levantando los brazos se desvían  tiros, se defiende mejor, y eso sólo lo puede lograr alguien que mide 2,10 mts...
Seguro, por ahí antes no era consciente de lo que complica al rival una defensa mía. No siempre tiene que ser un tapón; puede ser el desvío de un tiro o la provocación de un pase. Recién ahora y gracias a las dos temporadas que estuve en el TNA se que se puede sacar ventaja con el sólo hecho de marcar presencia. Lo importante es que el rival sepa que debajo de aro va a tener un impedimento importante.
 
Todo pasa por mi tranquilidad. Eso es lo que está haciendo la diferencia.
 
Debes haber sido uno de los jugadores mas aconsejados de la historia del básquet argentino por tu centímetros y porque jugaste en lugares importantes. Sin embargo, parece que ahora en este Bahía Basket estrellas como Pepe Sánchez, Alejandro Montecchia, incluso el mismo Juan Espil que está afuera de la cancha hoy en día, y tus compañeros más experimentados te han dado el consejo justo para entender un poco mejor el juego.
Si, debe haber muy pocos jugadores que tienen la suerte de estar rodeados de tantos referentes importantes, porque estando Pepe dentro de la cancha o el Puma en el banco y Juan afuera, lo fundamental es que yo tenga la cabeza abierta a recibir y a escuchar.
 
Uno no puede desaprovechar la oportunidad de tener tan buena información. Intento escuchar a todo el mundo para corregir defectos.  Ellos se dan cuenta que los escucho y que les hago caso, por eso siguen intentando darme una mano. Para mi eso es fundamental,  porque creo que es una de las grandes cosas por las cuales se me está haciendo más fácil jugar.
 
¿Qué fue lo que corregiste en estos  primeros doce partidos que jugó el equipo? ¿Qué te gustaría destacar y que es lo que te queda por corregir?
Por corregir siempre hay muchas cosas, pero creo que los minutos que me gané en cancha fueron por defender y dar confianza tanto al entrenador como a mis compañeros. El ataque viene solo y es algo que realmente no me preocupa, porque se que hay muchas vías de gol en el equipo y el balón circula de manera veloz.
 
A mi entender lo que más corregí fue el tema de estar tranquilo y seguro de mí mismo. Repito, para mejorar hay un montón de cosas, pero mientras pueda seguir demostrando que puedo estar en cancha se va hacer todo mucho más sencillo.